¿Y si te toca la lotería?

Ayer se celebró el sorteo de lotería más “tradicional” de España. Son millones las personas que juegan a este sorteo y que, espero, lo hagan con la ilusión de que les puede tocar un buen premio.
El tema es que, estadísticamente, es dificilísimo que te toque un premio mínimamente “interesante”.

Hola a tod@s, pero en especial a ti…porque para ti escribí hoy este post.
El post de hoy es para dar una serie de datos y consejos que puedan ayudarte a decidir entre varias opciones, jugar a las loterías, no jugar a ningún tipo de sorteo, o incluso qué hacer si eres de los pocos a los que toca algún premio lo suficientemente grande como para pensar en qué hacer antes de tocar un solo euro.

Mientras tanto, ten en cuenta lo que explica el siguiente cuadro:

"Si jugases a la lotería 100€ mensuales (primitiva o cualquier otra) durante 30 años acabarías gastando 36.000€, y, según las estadísticas pasadas de los sorteos, tendrías apenas un 0,0000... de posibilidades de obtener un premio medio.
Si invirtieses ese dinero en un producto financiero adecuado y siguieses las reglas básicas de inversión tendrías, asegurado al 100x100 (también basado en estadísticas pasadas) un capital final de poco más de 306.000€. 

Ah, aclaro que me da igual que no te lo creas. Eso es así y la cifra final es cierta (aunque tu banco no te lo haya explicado…..jejeje)

Qué hacer si te toca la lotería

En Enero del 2016 hará 15 años que no juego a ningún tipo de sorteo, salvo ir en Navidad a alguna “Quina” (una especie de bingo popular) donde puede tocarte desde una cesta con productos navideños hasta una lavadora o una sandwichera, por poner un ejemplo. Curiosamente, la semana pasada le tocó a mi mujer el “mega-lote” de Navidad de la asociación de padres y alumnos en la que participa (lo sé, suena a tongo…..jajaja -pero no-)

Pero si eres de los que juega y te toca la lotería sería bueno tener en cuenta esta lista:

  1. No comuniques A NADIE que la suerte te ha sonreído y verifica con información contrastada cuánto tiempo tienes para reclamar el premio. Créeme, no hay prisa para disfrutar del dinero si vas a ser millonario.
  2. Si eres capaz de superar el primer punto, acude a una entidad bancaria, solicita contratar (alquilar, seguramente) una caja de seguridad, y deposita allí el boleto, décimo, número o apuesta ganadora.
  3. ApuestasHaz una lista de bienes, materiales o no, que te gustaría tener o disfrutar, o cualquier cosa que siempre deseaste hacer. Infórmate sobre los costes de cada uno de ellos, bien sea una casa, un coche o un viaje alrededor del mundo. Tienes un mes para acabar esa lista, pero no compres ni hagas nada todavía.
  4. Mientras haces esa lista, apúntate a algún curso de finanzas personales básicas. Vas a tener que tomar ciertas decisiones con el dinero y conocer mínimamente como funciona éste te servirá para entender a los expertos que buscarás en el siguiente punto.
  5. Busca un buen asesor financiero y otro que sea experto en fiscalidad, (interesante que no se conozcan entre ellos, a pesar de que de ahora en adelante deberán trabajar juntos en ciertas cosas).
    La rentabilidad y seguridad que pidas a tus ahorros es muy importante, pero la fiscalidad, según la cuantía de tu premio, te obligará a constituir sociedades o cualquier otra figura legal que te permita aprovecharte de una fiscalidad más ventajosa.
    Plantéales sencillamente que has cobrado una herencia y quieres tener algo de información de lo podrían hacer por ti. Todavía no es el momento de comunicarles que te ha tocado la lotería ni que sepan qué cantidad has ganado.
    Preguntarles por sus honorarios también sería interesante, y preguntarles si tienen algún vínculo con alguna entidad financiera, pues te interesa que sean mínimamente independientes.
  6. Cuando hayas decidido, después de reunirte con varios profesionales, quien te orientará en tus finanzas de ahora en adelante, acude a un notario y otorga algún tipo de poder  a los expertos que hayas contratado (seguro que allí te explicarán cómo hacerlo) para reclamar el premio a la organización del sorteo. Reúnete con esos asesores, ahora que saben todo, y muéstrales la “lista de deseos” que te aconsejé en el punto número 3; estoy seguro de que entre lo que has aprendido en el curso y lo que ellos te explicarán verás cosas que eliminar, añadir o cambiar de esa lista.
  7. Recuerda que los poderes se otorgaron únicamente para solicitar el premio en tu nombre y que JAMÁS debes permitir que tomen decisiones en tu nombre, absolutamente para nada, ni compras, ni operaciones, ni ningún uso de tu dinero, PARA NADA.
    No es desconfianza, es que tú deberías saber en todo momento qué se está haciendo con tu dinero. Y una cosa más, tampoco autorices nada que no entiendas.
  8. Traza un plan de gestión del dinero y de educación en la “cultura del esfuerzo” para que la libertad financiera perdure durante generaciones, y no olvides nunca eso. Dejarás un mundo mejor.

Ah, no es un consejo, pero como sugerencia para hacer tu lista de deseos a la que me refiero en el punto 3, sería bueno que leyeses este libro, o que tengas en cuenta el resumen de los cuatro puntos más importantes del libro (perdón por la falta de respeto que es resumir un libro en tan pocas lineas)

 – Compra experiencias en vez de cosas materiales, cualquier experiencias deja una huella en nuestra memoria, al contrario que algo material, de lo que nos cansamos finalmente.
– Invierte en los demás en lugar de en ti mismo, pues esto ayudará a reforzar tus relaciones sociales e impactará en tus emociones (sin caer en la trampa de los “falsos amigos”)
– Compra varios pequeños placeres en lugar de uno muy grande. No hay explicación, solamente pruébalo.
– Paga ahora para consumirlo más tarde: Retrasa el consumo y anticiparás la felicidad que sentirás al disfrutarlo. Pensar en el acontecimiento futuro provoca emociones más fuertes que recordar el acontecimiento en sí, como la preparación y llegada de una vacaciones, por ejemplo.

Qué no hacer si te toca la lotería

Lo que no hay que hacer si te toca la lotería, a menos que conozcas el funcionamiento del dinero, es tocar el dinero y empezar a hacer lo que haría cualquier ciudadano “normal”, sin educación financiera:
  • Decirle a todo el mundo que te ha tocado el premio.

    Del genial Forges

  • Liquidar la hipoteca (esta es la última deuda a liquidar, e interesa mantenerla, no solo por razones fiscales)
  • Regalar dinero a familiares, o liquidar sus deudas (investiga acerca de los impuestos de sucesiones y donaciones) Tan solo puedes hacerlo bien asesorado.
  • Comprar una casa más grande que la que tenías (analiza tus necesidades reales)
  • Comprar un coche de lujo ¿Has calculado cuánto cuesta el seguro, el mantenimiento y demás gastos recurrentes? A menos que tu pasión sea estrenar un Ferrari, entiende tu vehículo como una herramienta que se adapte realmente a tus necesidades.
  • Comprar un yate, por ejemplo. ¡Por favor, si no tienes ni el título de patrón de yate!! ¿Sabes lo que cuesta anualmente el amarre para “aparcar” tu barco? (Investiga lo que vale alquilar un yate para cuando lo necesitas realmente)
Se me ocurren muchísimas barbaridades más, pero…

¿Sabías que existen equipos de música de 150.000€? Bueno, como no los tienes no tienes por qué saberlo. Pero si tuvieses 3 millones de euros quizás estarías visitando otros concesionarios de coches o tiendas de aparatos de música de alta gama.

Del genial Forges

La clave, al margen de lo que ganes o tengas, es rodearte de asesores financieros y fiscales que te orienten en el manejo del dinero; aunque quiero dejar claro que el responsable de las decisiones finales de tu dinero eres tú, por lo que deberías conocer o aprender conceptos básico sobre finanzas personales e inversiones, tal y como he comentado antes.

Son muchos los casos de jugadores de deportes de élite que se han arruinado y viven prácticamente en la indigencia después de hacer ganado muchísimo dinero; o el de personas que les tocó un premio enorme en la lotería y al cabo de pocos años estaban peor que al antes de ser agraciados con el premio.
Uno de los más sonados en ambos casos son los que os pongo a continuación:

Este artículo sobre premiados en la lotería que se arruinaron es hasta gracioso, por la ironía del autor.

Y este, es uno de esos jugadores de la NBA que hoy están arruinados

Otra cosa, parece que todo el que le toca la lotería se tira a las drogas y demás vicios. No es así, no te creas todo lo que dicen en la tele. Si eres malo, serás más malo; si eres solidario, serás más solidario, si eres…

 

Os dejo con un vídeo de lo que bien podría pasarle a Antonio, el del bar, y que me parece, bueno, dime tú qué te parece en los comentarios, que ya sé que me sigues pero no comentas nunca…jejeje
Salu2

Sobre el autor de este post:

Juan Marín PozoJuan Marín Pozo es pionero en España  en la utilización de la "Psicoterapia Financiera". Es socio fundador del blog www.juanmarinpozo.com, donde comparte técnicas, ideas y recursos en finanzas personales y economía doméstica.
Es autor del juego "MoneyLand", con el que aprenderás a ahorrar y acumular dinero (www.moneylandeljuego.com), autor del libro "Finanzas para un tonto" y ha impartido múltiples conferencias a nivel internacional sobre finanzas personales y emprendimiento.

Si quieres aprender a ahorrar, a invertir, a conocer nuevas fuentes de ingreso; en definitiva, si buscas el camino para ser financieramente libre...¡¡este es tu blog!!

Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

1 Comment

  • Antonio

    7 Enero, 2016

    No soy de jugar la lotería, quizás de muy en cuando. Lo que si voy a lo seguro, voy con los productos bancarios, por ejemplo esta los certificados de deposito anual, la inversión en la bolsa por medio de una casa financiera acreditada.

    La lotería es como encontrar la aguja en el pajar.