Cómo atracar un banco – Cap.01

Hace días me llegó la falsa noticia de la muerte de “El vaquilla”, un delincuente que llegó a ser un icono de las bandas callejeras y la delincuencia juvenil en los años 80, llegando incluso a tener una película que explicaba su historia.
Busqué algo más respecto a la noticia y resultó que ya hacía años que había fallecido, víctima de una cirrosis, pero que me llamó la atención es que está enterrado a 1Km escaso de mi casa.
“El Torete”, como se le dio a llamar en su película biográfica, es el que me ha inspirado el post de hoy.

Hola a tod@s.
¡¡Manos arriba, esto es un atraco!!
Esta es la frase que nos lleva a pensar en cualquier película de esas en las que unos tipos con caretas de payaso o de presidentes de gobiernos (payasos, al fin) entran en un banco, metralleta en ristre y gritando la famosa frase.

Pero en el mundo bancario que hoy vivimos eso ya está empezando a ser difícil. No hace mucho necesité 4.000€ para varios pagos en efectivo y me acerqué al banco temiéndome lo que me dirían: que tenía que pedirlos para el día siguiente, porque si no tienen previsto nada extraordinario tienen únicamente para las operaciones del día…
#BancosSinDinero

Voy a dividir este artículo en dos partes porque es demasiada “chicha” para uno solo. Quiero explicaros varias cosas:

  1. Qué es el patrón oro
  2. Qué es el Phishing
  3. Cuál ha sido el mayor atraco de efectivo a un banco
  4. Cuál ha sido el mayor atraco informático a un banco

Antes se podía atracar un banco porque había dinero. De hecho, si no había dinero debería haber oro, pues los bancos debían respaldar el dinero en circulación con sus reservas de oro.

Qué es el “Patron oro”

El patrón oro es un sistema monetario que fija el valor de la unidad monetaria en términos de una determinada cantidad de oro. El emisor de la divisa garantiza que pueda dar al poseedor de sus billetes la cantidad de oro consignada en ellos. Una alternativa es el patrón bimetálico, en el que la moneda está respaldada por una parte de oro y otra de plata.
Históricamente, la vigencia del patrón oro imperó durante el siglo XIX como base del sistema financiero internacional. Terminó a raíz de la Primera Guerra Mundial, puesto que los gobiernos beligerantes necesitaron imprimir mucho dinero fiduciario para financiar el esfuerzo bélico sin tener la capacidad de respaldar ese dinero en metal precioso.
Durante los Acuerdos de Bretton Woods, se decidió adoptar el dólar estadounidense como divisa internacional, bajo la condición de que la Reserva Federal (el banco central de ese país) sostuviera el patrón oro. Pero a partir de 1971, el mismo se quiebra definitivamente, por lo que el valor del dólar pasa a sostenerse exclusivamente en la confianza que le dan sus poseedores.
Fuente: Wikipedia

He querido extraer la definición de Wikipedia porque está escrito en un idioma más “coloquial”, pero si aún así no lo has entendido bien, te lo resumo.

Si todos los clientes fuesen a sacar sus ahorros al mismo tiempo, los bancos no tendrían dinero para todos, pues ahora no hay respaldo en oro. Esto es debido también a que el dinero se crea con nuevas deudas (de la nada, sí)

Al respecto de la posibilidad de que todos saquen el dinero a la vez, lo cual es conocido como “el pánico del banquero”, ya escribí hace tiempo en este post titulado “Dando al banco donde más le duele”

Así que si no hay dinero en efectivo en los bancos no se puede perpetrar un atraco a la antigua usanza y hay que encontrar nuevos métodos. Esto nos lleva a la práctica denominada como “Phishing”, cuya definición he extraído directamente de la advertencia al respecto que el banco online con el que opero normalmente hace en su web.

Qué es el “Phishing”

El "phishing" es un tipo de fraude que consiste en enviar mensajes de correo electrónico con la intención de recoger información personal.
Por ejemplo, alguien malintencionado podría enviarte un correo electrónico solicitándote los códigos secretos que son necesarios para acceder a los servicios bancarios. Este tipo de mensajes están disfrazados hábilmente para hacerte creer que provienen de sujetos confiables (bancos, compañías de tarjetas de crédito). El ciudadano confiado podría creer que es su banco quien le pide esa información, responder a ese correo electrónico falso con los datos que se le piden y facilitar el fraude.
En caso de recepción de correos electrónicos de este tipo, te invitamos a no contestar, aunque el mensaje parezca enviado por nuestro banco. Este tipo de correos electrónicos podrían solicitarte que te conectases a nuestra web clicando sobre un enlace insertado en el mensaje. No hagas nunca clic en el enlace: podría ser "falso" y dirigirte a una web "pirata", que solo en apariencia es similar a nuestra web.

Antivirus

No os imagináis los miles de millones que estos cyberdelincuentes han robado desde que internet nació. Y de todas las protecciones, antivirus y demás “estampitas de San Pancracio”, lo que más sirve frente a estos cyberataques es el sentido común. Miles de personas reciben cada día correos de estos (yo los recibo a menudo desde una web que simula ser de Paypal y lo más interesante es no abrirlo y denunciarlo directamente (o como mínimo, enviarlos a la lista de spam). A veces, la peor amenaza somos nosotros mismos, al hacer caso del “amable” mensaje que nos llega desde una dirección supuestamente conocida.

De verdad, debemos ser cautos con todo esto, porque hoy el ladrón ya no tiene que atracarnos en un callejón oscuro. Una costumbre muy extendida es usar el whatsapp para enviar información rápida, pero los problemas de seguridad que dicho programa tiene nos hacen vulnerables frente a cualquier ataque con malas intenciones.

Un ejemplo, siendo el correo electrónico mucho más seguro para enviar ciertas cosas, hace poco me pidieron la numeración de una tarjeta de crédito para reservar una habitación en un hotel de Madrid. Les contesté pidiéndoles un número de teléfono donde llamarles y darles el número por voz, sin que quedase registrado en ningún soporte permanente, salvo la base de datos del propio hotel (que se presupone segura, como el valor a los soldados)

Comision por aire

Bueno, a veces, aquello de “quién roba a un ladrón…”

Puede parecer una manía, pero todo lo que podamos evitar…

Bien, pues con el Phishing, las víctimas directas somos nosotros, y será difícil justificar ante el banco que nos hayan robado, pues los vigilantes de la seguridad en ese caso somos nosotros, pero los hackers informáticos que “van en serio” no están por la labor de robar unos miles de euros confiando en la falta de sentido común de algunos, sino que van directamente a la “fuente”, a las cuentas de los bancos.

En el próximo post os daré datos sobre los atracos más sonados en la historia de esto de los robos a los bancos.

Os dejo aquí un fragmento de la película “Asalto al tren del dinero”, para ir haciendo boca…..jejeje

Salu2

Sobre el autor de este post:

Juan Marín PozoJuan Marín Pozo es pionero en España  en la utilización de la "Psicoterapia Financiera". Es socio fundador del blog www.juanmarinpozo.com, donde comparte técnicas, ideas y recursos en finanzas personales y economía doméstica.
Es autor del juego "MoneyLand", con el que aprenderás a ahorrar y acumular dinero (www.moneylandeljuego.com), autor del libro "Finanzas para un tonto" y ha impartido múltiples conferencias a nivel internacional sobre finanzas personales y emprendimiento.

Si quieres aprender a ahorrar, a invertir, a conocer nuevas fuentes de ingreso; en definitiva, si buscas el camino para ser financieramente libre...¡¡este es tu blog!!

Juan Marin Pozo: Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

0 Comments