Cómo saber si un familiar tenía un seguro

Aproximadamente la mitad de los seguros de vida que había en España no se cobraban.
¿Os parece una estadística exagerada? Bueno, pues la explicación es ésta: Además de que muchos de los seguros de vida no nos cubren como nos pensamos que nos cubren (te recomiendo leer el tuyo con detenimiento) el mayor motivo por el cual no se cobraban los seguros de vida era porque se desconocía su existencia.

Hola a tod@s.
Hace unos años se creó el “Registro de Contratos de Seguros de cobertura de fallecimiento”, una base de datos creada por UNESPA (Asociación empresarial del seguro) para que no quedasen sin pagar la enorme cantidad que antes quedaban sin indemnizar.

Hay varios motivos por los que no se cobra un seguro, pero al contrario de lo que opina la mayoría de la gente que es “las aseguradoras no quieren pagar” las circunstancias por las cuales no se indemniza pueden ser estas:

  • Los familiares desconocen que había un seguro contratado y sencillamente no reclaman la indemnización a la aseguradora, la cual, si no sabe del recién fallecimiento, tampoco puede indemnizar.
  • Una tarjeta de crédito puede llevar un seguro de accidentes (no vida) asociado, de forma que si en un accidente de un avión, por poner un ejemplo, la aseguradora debería pagar, siempre que el pago del billete se hubiese hecho con la tarjeta en cuestión)
  • El seguro de vida para la hipoteca (seguro de amortización) reflejaba como tomador a la entidad financiera, y sencillamente no reclama la indemnización.

Aclarando este último caso, aclaro:  La ley dice que el asegurado o tomador son los que pueden reclamar la indemnización, de forma que si el asegurado ha fallecido y solamente puede reclamar la indemnización el tomador…¿Para qué voy a reclamar si el que pagará es mi aseguradora? (Triste pero se han dado algunos casos en España)

A dónde llamar para saber si el fallecido tenía un seguro

Este es el procedimiento, dirección, documentación necesaria y demás requisitos para averiguar si el fallecido tenía contratado un seguro de vida, de forma que podamos optar a la indemnización:

  1. Obtener el Modelo 790 (ya sea en la página Web del Ministerio de Justicia o en alguna de sus Gerencias Territoriales), cumplimentándolo y pagando la tasa correspondiente en cualquiera de las entidades colaboradoras de recaudación tributaria.
  2. Personarse (o hacer la petición por correo) en el Registro General de Actos de Última voluntad (Pza. Jacinto Benavente nº 3, 28012 Madrid) o en alguna Gerencia Territorial del Ministerio de Justicia, conjuntamente con el certificado literal de defunción de la persona de la cual quiere obtenerse el certificado (sólo podrá presentarse transcurridos 15 días hábiles desde la fecha de defunción).
  3. En el plazo de 7 días máximo el Registro expedirá un certificado con los contratos vigentes y con qué entidades están suscritos. Estos certificados se recogerán de la misma forma en la que se solicitaron (en persona o por correo).
  4. Personarse en la entidad aseguradora correspondiente, para conocer si eres beneficiario de ese seguro y, en ese caso, recibir la indemización.

Fuente: www.unespa.es

Espero que tengáis que utilizar nunca estas instrucciones, pero si os sirven de algo, para acabar os dejo dos consejos:

  1. Si tenéis un seguro de vida, lo mejor es avisar a los beneficiarios de la existencia del mismo.
  2. Cuando salimos de viaje, mi mujer tiene la costumbre de dejar las pólizas de vida encima de la mesa del salón, pues en caso de desgracia, la persona que entrase en casa las encontraría aunque no viniese a buscarlas. (Que nunca nos haga falta, pero si se tiene un seguro debería utilizarse en caso necesario) 
Salu2

Sobre el autor de este post:

Juan Marín Pozo

Juan Marín Pozo es pionero en España  en la utilización de la "Psicoterapia Financiera". Es socio fundador del blog www.juanmarinpozo.com y de la web de contenidos www.psicoterapiafinanciera.com, donde comparte técnicas, ideas y recursos en finanzas personales y economía doméstica.
Es también autor del libro "Finanzas para un tonto" y ha impartido múltiples conferencias sobre finanzas personales.
Si quieres aprender a ahorrar, a invertir, a conocer nuevas fuentes de ingreso; en definitiva, si estás en el camino de ser financieramente libre...¡¡este es tu blog!!

Juan Marin Pozo: Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

6 Comments

  • Roberto

    6 mayo, 2014

    Estupenda información, gracias

    • juanmarinpozo

      6 mayo, 2014

      Gracias por comentar, Roberto. Me alegro que esta información te sea de utilidad.
      Te invito a suscribirte al blog y descargar el Ebook gratuito “Finanzas Básicas de la A a la Z”
      Salu2

  • Paco

    29 mayo, 2014

    Y una vez ya se tiene el 790, ¿cuales serian los siguientes pasos?
    Por supuesto que personarse en la aseguradora y preguntar si eres beneficiario. Pero, ¿existe forma oficial de hacerlo? Lo digo porque en mi caso la aseguradora simplemente me ha dicho que no hay beneficiarios del seguro que aparece en el 790. (se trata de un PPA cuyo beneficiario por supervivencia era mi padre, que ya estaba cobrando la renta temporal pactada y falleció antes de terminar los plazos concretados en el rescate del mismo, quedando pendiente un capital, que, según la aseguradora, desaparece:)

    • juanmarinpozo

      30 mayo, 2014

      Hola Paco.
      Gracias por tu pregunta.
      Los casos a los que se refería el post son expresamente para seguros de vida y, si bien es cierto que los PPA son productos aseguradores, son del tipo “Seguro de supervivencia”.
      En estos tipos de productos, pensados para cobrar en vida, d
      se establece un tipo de pago con la aseguradora.
      En el caso de pactar una renta vitalicia, hay que saber que existen distintos tipos de rentas que definen como se cobrará la prestación.
      Ejemplos:
      – Una cantidad que el cliente elige hasta que se acabe el dinero…
      – En forma de capital (todo de golpe y en ese caso el “palo” de Hacienda puede ser importante)…
      – Una cantidad estipulada hasta que el cliente fallezca…
      – Otros tipos de renta…
      En el caso que ha supuesto este problema para ti, es muy posible que sea del tipo que se cobra una renta hasta que el cliente fallezca. En ese caso es la aseguradora quien hace el cálculo de la cantidad a cobrar, basado en cálculos estadísticos sobre la edad media de fallecimiento, etc.
      Como en ese tipo de renta la aseguradora se “arriesga” a que el asegurado viva hasta los 120 años (por ejemplo) y pagarle la renta más años de los esperados, compensa ese hipotético riesgo con que si el asegurado fallece antes de lo previsto la aseguradora se queda con el dinero que quede en ese momento.
      No es el tipo de renta que yo elegiría cobrar, pero si es lo que se firmó…
      La verdad es que es una respuesta un tanto “incómoda” la que te he dado, pero esta es la realidad; que lo que firmó es lo que vale y bancos y aseguradoras “olvidan” explicar algunos detalles que podrían hacer decidir al cliente elegir otras opciones.
      Espero haberte aclarado, si no ayudado.
      Salu2

  • Paco

    2 junio, 2014

    Hola Juan,

    Gracias por la extensa respuesta. EN mi caso se trata de una renta temporal (el capital en el momento de la jubilación era de unos 9000 euros y se pactó una renta de 30 pagos de 300=9000). No era una renta vitalicia, yo ya había leído tu libro cuando la contrató y no le hubiese recomendado firmar vitalicia. El problema aparece cuando la compañía nos dice que en el momento en el que se solicita el rescate del PPA “se puede” designar una segunda o tercera persona beneficiaria de las rentas en el caso de que el beneficiario principal fallezca antes de terminar de cobrar la renta temporal. Como tu dices, parece ser que “se olvidaron” de mencionarlo cuando se solicitó el rescate de la póliza. Alegan que la renta es “irreversible” y los 6000 euros que quedaban por cobrar “desaparecen”, vamos, que se los quedan.

    P.D. no te preocupes por dar respuestas incomodas, es la única forma de darnos cuenta de que no solo hay que leer hasta la ultima coma de lo que firmamos, sino que incluso hay que estudiar la legislación, condiciones generales, particulares, especificas, a las que muchas veces nos remiten los contratos y que ni siquiera nos facilitan…

    Muchas gracias de nuevo.

    • juanmarinpozo

      2 junio, 2014

      Hola de nuevo Paco.
      Al margen de que sea legal lo que han hecho no es justo y yo lo reclamaría, llevándolos a juicio donde seguro que el juez os daría la razón.
      El problema añadido es que cambiaron las leyes y tienes que pagar el juicio por adelantado o alguna historia así y por eso nadie llevar a juicio las aseguradoras.
      Creo que ganarías el juicio porque lo que han hecho hace perder el sentido de la justicia pero cuando no lo sabes seguro el problema es arriesgarse o no a llevar a juicio a la aseguradora y que te salga más caro por tener que pagar las costas si pierdes.
      Salu2