Concienciación

Hola a tod@s.

Hoy, día de votaciones, quiero hablar de concienciación.
He buscado en el diccionario la definición de la palabra “concienciar” y dice textualmente:  Tomar consciencia de algo. Esto me ha hecho verlo desde otro ángulo. Hay cosas que nos afectan en la vida pero no somos conscientes de ellas sencillamente porque no pensamos expresamente en ellas.

En días como hoy, en los que los ciudadanos pueden ejercer su derecho a voto, somos conscientes por un momento de que el gobierno actual nos ha gustado o nos ha decepcionado, y decidimos hacer algo para intentar cambiarlo.
No, no os asustéis, no voy a hablar de política, os voy a hablar de algo sobre lo que también debemos tomar consciencia y nos va a acabar afectando al margen de que haya un gobierno u otro.

¿De qué hablo? ¡¡De nuestra jubilación!!
NO, no hablo de esa jubilación que nosotros asociamos a una edad que marca el gobierno y donde nos quedará una pensión en función de los años y cantidades cotizadas. Me refiero a ese estado “cómodo” donde el tiempo y el dinero no debería condicionar nuestro modo de vida.
Os quiero hacer tomar esa conciencia de la que antes hablaba dibujando una situación en vuestra mente:

Cerrad los ojos…
Ahora, imaginad a dos jubilados, en dos situaciones diferentes:
El primero está jugando al golf en Marbella, y tiene aproximadamente 58 años. El segundo está sentado en un banco, echando migas de pan a las palomas, y tiene unos 67 inviernos a sus cansadas espaldas.
Uno es español, el otro es alemán.

¿Hay uno más listo que otro? ¿Hay uno más ahorrador que el otro?
No respondáis, por favor, podemos ofender a alguien con la evidente respuesta.

Solo quiero que entendáis que el dinero únicamente da opciones y que así como el “golfista” puede decidir echar comida a las palomas del parque, el segundo de los jubilados puede no tener la opción de jugar al golf (o viajar con una agencia que no sea el Imserso)
Como siempre digo, yo no quiero un Ferrari, quiero podérmelo comprar.

Cuando los expertos dan datos de que no cobraremos una jubilación en condiciones y de que para un buen ahorro hay que empezar lo antes posible, ¿por qué no hacemos algo YA? Sencillamente porque NO TOMAMOS CONCIENCIA. Nos parece muy prematuro pensar en nuestra jubilación cuando estamos pensando en meternos en nuestra primera hipoteca, o en la aventura (financieramente cara) de tener un hijo.

En todos los post que escribo intento no hablar demasiado de productos y centrarme en los conceptos, siempre de protección e inversión, pero en esta ocasión no puedo hablar de ningún concepto precisamente porque no sé si estamos concienciados.

SI NO CREO QUE TENGO QUE AHORRAR…¿PARA QUE NECESITO APRENDER LAS REGLAS DE INVERSIÓN?

Espero que este video os haga reflexionar, y si no, leed este post que da pistas. Ya sabes: “Cuando las barbas de tu vecino veas pelar; pon las tuyas a remojar”.

Salu2

Juan Marín Pozo

Juan Marin Pozo: Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

2 Comments

  • David & Fina

    20 Noviembre, 2011

    Cuando no estas informado eres un ignorante pero cuando tienes el conocimiento y no actuas en consecuencia pasas a ser un inconsciente o me atreveria a decir un suicida que es muy probable que tenga dificultades económicas en un futuro muy próximo por no haber planificado adecuadamente.

  • jcabrillana

    21 Noviembre, 2011

    El otro dia hablaba con una persona sobre su amigo del banco que le aconsejaba una cosa u otra y que era a él a quien tenia que hacer caso. Yo le contesté que mejor a él que no al vecino que es fontanero, pero que si se fijaba, no en lo que le aconseja su banquero sino en donde invierte el Presidente general de su banco puede que encontrara diferencias sustanciales… pero lo importante es que todos llegamos a la misma conclusión. Sea como sea hay que ahorrar para la jubilación. Porque si el Presidente lo hace sin necesidad pués le quedará una buena paga, mejor que nos preparemos los demás estanto como están las cosas.