Con opiniones se hunde el barco

¿Qué te parece si nos acercamos un poco más de lo normal a la costa, a saludar con la bocina del barco? -Le dijo el capitán del Costa Concordia al primer oficial-
El resto de la historia ya la conocéis. Que si le hubiesen hecho caso a la información de los instrumentos de navegación…

Hola a tod@s.
Hace escasamente un mes he podido disfrutar de 7 días en el Costa Diadema, el hermano mayor del malogrado Costa Concordia, y han sido varias las personas que me han dicho que debe ser aburrido estar una semana en un barco sin salir de él.
Sin ánimos de ofender, siempre digo que el deporte nacional no es el fútbol, es…¡¡Opinar!!
Hoy vuelvo a hablar sobre la diferencia entre opinión e información, que más vale ser pesado si puede ayudar a alguien…

He buscado en el diccionario la definición de este “deporte de riesgo” que es la opinión y dice lo siguiente:

¿Habéis podido encontrar la palabra “información” en algún lugar de esta definición? Pues a eso me refiero.

Quiero hacer una analogía con Bescanó, un pequeño pueblo cerca de Girona, mi amada ciudad, en el que viven algunos de mis amigos, y que tiene apenas 4.000 habitantes, pero que disfruta de todas las comodidades básicas que pueda necesitar cualquiera de sus habitantes:

El Costa Diadema transporta a 4.947 viajeros y tiene una tripulación de 1.253 personas, dispuestas a satisfacer todas las necesidades de los clientes.

Tiene un teatro, un cine 4D, un simulador de Fórmula 1 (alucinante), varias piscinas, varios jakuzzis, un pequeño parque acuático, peluquería, tiendas (más bien es un pequeño centro comercial), joyería, relojería, farmacia, servicio médico, guardería, un gimnasio completísimo, pista de atletismo, pista de baloncesto, pizzería, hamburguesería, restaurante japonés, varios restaurantes de comida variada, vinoteca, bingo, casino, crepería, spa y salón de masajes, casino, pista de tenis, StarkLaser (Laberinto y juegos de laser), varios puntos de información, biblioteca, salón de piano, salón para jugar a cartas…y al menos 5 bares enormes con cocktelería en todos ellos.

A todo esto añado la cantidad de actividades para niños y adultos que hay cada día (técnicamente, es imposible participar en todas, dada la simultaneidad de algunas de ellas)

Creo que el que se aburra en ese barco no debería haber subido a él, aunque no acierto a preguntarme qué debe estar buscando.

Y por seguir con la analogía, no creo que ese pueblo tenga a casi 1.300 funcionarios dispuestos a facilitar la vida de los habitantes del pueblo, ni creo que el ayuntamiento tenga los recursos que tiene la compañía naviera.

Y por último, y la principal diferencia entre las dos partes:

La dirección de un barco de este tipo es un proyecto pensado para el largo plazo. La dirección de un pueblo (o de un país) es un proyecto pensado a 4 años, renovables en algunos casos…

#PolíticaNoEsEmpresa

¿Por qué he decidido entonces escribir sobre este tema? ¡¡Porque yo era de este tipo de personas que opinaban (¡¡Como es gratis!!)

Cómo se distorsiona la información...

De la información a la opinión…

Yo he sido el más ignorante de todos. Antes de conocer a mi mujer yo era de los que decía que no me gustaba viajar, y nunca lo había probado, por poner el ejemplo más adecuado al artículo.

Después de haber viajado desde Singapur al Caribe, pasando por África o Finlandia, hoy, a menudo, me encuentro con una curiosa situación:

Cuando digo que no he probado nunca el café suele haber alguien que pregunta, ¿No te gusta el café? No, digo que no lo he probado –contesto- (Lo sé, soy muy raro)

Y ahora vamos a ligar todo este “presumir de barco” con las finanzas personales:

Opinión Vs. Información

Por favor, vamos a dejar de escuchar la opinión del que no tiene ni formación ni información en finanzas personales o economía doméstica.
  • No hagamos caso al que se endeuda al 11% para comprarse el coche que quiere y no el que necesita.
  • No hagamos caso sobre inversión hacia el futuro a la persona que ahorra su dinero en depósitos (que no son ni buenos ni malos productos, pero desde luego no están pensados para ahorrar a largo)
  • No hagamos caso al que nos ofrece o nos habla maravillas de un producto hacia la jubilación y él mismo no está jubilado con 50 años.
  • No hagamos caso al que celebra su boda a crédito, con la esperanza de hacer negocio (creedme, por mi pasado empresarial sé de qué hablo)
  • No hagamos caso del que planea sus vacaciones a última hora y elige el destino en función del importe concedido por “Prestarápid” (al 24% de interés)

Haz caso de alguien que ya tiene la fruta en el árbol. Haz caso de aquel que se dedica, por vocación, a aquello que tú necesitas saber, y que ya lo está haciendo o consiguiendo.

Si mezclas opinión con finanzas personales, tienes un problema gordo…o lo tendrás en el futuro.

Lo sé, sé que es muy “seco” preguntarle a alguien eso de ¿Tienes datos de esto que dices? No te va a hacer ganar amigos, pero es que ese que te da su libre opinión no te va a mantener el día que tu pensión de jubilación sea indigna, cuanto menos, a pesar de que “el que sabe de todo” te diga que de una forma u otra, el gobierno de turno ya hará algo para que esto se arregle (Los hay que todavía piensan eso, y lo peor es que se lo creen)

Por favor, pregúntame a mí si te aburres sin bajar varios días de un crucero de lujo, pero no me digas que es aburrido. Aburrido es opinar sin saber.

(Qué borde he vuelto del viaje…jejeje)

Os dejo aquí con el mejor vídeo que he encontrado sobre opinión o información.

Salu2

Sobre el autor de este post:

Juan Marín PozoJuan Marín Pozo es pionero en España  en la utilización de la "Psicoterapia Financiera". Es socio fundador del blog www.juanmarinpozo.com, donde comparte técnicas, ideas y recursos en finanzas personales y economía doméstica.
Es autor del juego "MoneyLand", con el que aprenderás a ahorrar y acumular dinero (www.moneylandeljuego.com), autor del libro "Finanzas para un tonto" y ha impartido múltiples conferencias a nivel internacional sobre finanzas personales y emprendimiento.

Si quieres aprender a ahorrar, a invertir, a conocer nuevas fuentes de ingreso; en definitiva, si buscas el camino para ser financieramente libre...¡¡este es tu blog!!

Juan Marin Pozo: Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

0 Comments