El ahorro y los niños

La práctica es lo que te hace ser un experto en cualquier actividad, y el manejo del dinero no va a ser menos. Mientras antes comencemos a manejarlo, antes conseguiremos hacerlo sin pensar, con soltura, que es como se consiguen las cosas bien hechas.
Si los educamos correctamente desde bien temprano, los niños se convertirán en expertos en finanzas personales.

Hola a tod@s.
El video que podéis ver al final del post es lo que me ha inspirado a hablar sobre algo verdaderamente importante: el manejo del dinero por los niños. Y añado más, el manejo de SU dinero.
No puedes ser toda la vida el gestor de patrimonio del dinero de tus hijos, así que deberás educarlos, a poder ser con ejemplos.

¿Cual es la principal ventaja que tienen los niños en el manejo del dinero? Quizás alguno pensará que la mayor ventaja es aprender desde cero y no tener “vicios adquiridos” pero en realidad, la ventaja más grande de todas es el tiempo que tienen por delante (tienen tiempo hasta de hacerlo mal y aprender de los errores…jeje)
Ese largo plazo es el que les permitirá alcanzar la independencia financiera a una edad temprana, si respetan lo aprendido en su niñez. Aquí podéis ver dos artículos sobre la importancia del largo plazo:
http://juanmarinpozo.com/invierte-ya-y-sabiendo-para-cuando/
http://juanmarinpozo.com/renta-variable-buena-buena/

Antes que nada, quizás hay unas preguntas que vale la pena contestar, como puntos clave en este artículo:

¿A qué edad deben los niños tener su primer contacto con el dinero?
La verdad es que deberían empezar lo antes posible, pero olvidaos de tecnicismos; al final lo que más cuenta en estas cosas es el sentido común. Es muy importante, sobre todo, que valoren el esfuerzo que hace falta para ganar el dinero, de forma que dar una asignación semanal o mensual a los niños a cambio de nada no es prudente (y solo es mi opinión)

Pequeños trucos, según la edad de los niños:
Si son muy pequeños, se les puede comprar una hucha transparente que servirá para ver lo que cuesta llenarla y lo rápido que se gasta después. En todo caso, se trata de fomentar el ahorro, pero también de promocionar la prudencia en el gasto.
Si son algo mayores, y ya conocen los distintos billetes y monedas, puede ser interesante confeccionar un “menú de tareas” con distintos pagos, para que ganen algo de dinero ayudando en casa, de forma que sepan que el dinero no cae del cielo.

Tengo un amigo que asigna a sus hijos una cantidad semanal, pero ésta sube o baja paralelamente al valor del Ibex35 (bolsa española) de forma que empiecen a entender algo más “sofisticado”.

¿Cuánto debemos guardar para su futuro?
No es tan importante la cantidad sino que tengamos claro que no debemos guardar para los niños si no estamos aportando lo suficiente a nuestro propio plan financiero.

Sobre todo, NO DEBEMOS ahorrar para los niños cuando no tenemos siquiera un fondo de emergencia para imprevistos. Lo más normal en este caso es que acabamos tomando prestado el dinero de la hucha prometiéndonos a nosotros mismos que devolveremos el dinero a los niños cuando podamos.

Al respecto de esto, y que sirva para saber la consecuencia de esto, recuerdo cuando en un episodio de Los Simpsons la familia necesitó recurrir a lo ahorrado en la hucha y cuando la abrieron estaba llena de papelitos que decía “vale por un dólar” (ahí Homer se consagró como emisor de pagarés)

Es muy importante conseguir que los niños entiendan que deben guardar al menos el 10% del dinero que reciben a que les estemos guardando más o menos dinero. Unos niños a los que no guardemos mucho dinero pero que tengan unos buenos fundamentos financieros tendrán menos problemas en el futuro que otros a los que les guarden mucho dinero pero no han aprendido a apreciar el esfuerzo que cuesta ganarlo.

Esta es una simpática web donde los niños pueden aprender sobre el manejo del dinero de una forma divertida: http://www.veronicahuacuja.com.mx/

Para acabar, estas son algunas de las sugerencias que pueden ayudar a habituar a nuestros hijos a que ahorren parte de SU dinero.

  • Establece metas, y sobre todo prioridades con tus hijos, para con el ahorro.
  • Enséñales que la paciencia, a la hora de comprar, es más que una virtud.
  • No les des todo lo que pidan (les estarás haciendo un “flaco favor”)
  • Es bueno que participen del presupuesto del hogar, de forma que ayuden en las decisiones de compra y demás (en su justa medida)
  • Enséñales a diferenciar entre lo que desean comprar y lo que realmente necesitan comprar.
Eso sí, educadlos bien para que mañana no tengáis que pasar con ellos este ritual (y a veces la realidad supera la ficción)

Salu2

Juan Marin Pozo

Juan Marin Pozo: Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

6 Comments

  • Ana María

    26 febrero, 2013

    Muy interesante.
    Era muy pequeña,cuando me daban 20 pesetas para la semana. Estaba en 3°de EGB y los jueves venía un señor con un carrito lleno de “chuches” y allí me gastaba 5 pesetas.
    No se si esto influyó para que hoy viva tranquila.

    • juanmarinpozo

      3 marzo, 2013

      Gracias por el comentario, Ana María.
      Estoy seguro que ese “consumo responsable” influyó en tu futuro trato con el dinero.
      Sí, la clave de que vivas tranquila es posible que se gestase en tu infancia.
      Salu2

  • Verónica Deambrogio

    26 febrero, 2013

    Estoy muy de acuerdo con tus comentarios y agregaría demás, que es muy importante que los niños aprendan a “postergar las gratificaciones” porque en un mundo que nos incita a consumir desmedidamente, es una manera de enseñarles disciplina y autocontrol para que no caigan en las miles de tentaciones diarias que, en su vida adulta, los llevarían a endeudarse y vivir por encima de sus posibilidades o a sentirse frustrados y fracasados por no estar a la altura del gasto.

    Es decir, ahorrar es aprender a esperar por una gratificación, sabiendo que el beneficio es mayor que el sacrificio de la espera.

    Enseñarles a ahorrar, es enseñarles a consumir inteligentemente, a hacer compras comparadas y a no dejarse guiar por los designios del marketing.

    No debemos olvidar que los recursos son un bien escaso, y al igual que evitamos malgastar la luz, el agua y los recursos naturales, debemos aprender a evitar malgastar el dinero, porque no deja de ser otro recurso, y no deja de ser también escaso, para la mayoría de nosotros.

    Saludos!

    • juanmarinpozo

      26 febrero, 2013

      Muchísimas gracias por tu comentario, Verónica (es un honor que me leas)
      Realmente tiene tanto juego esto de enseñar a los niños el manejo del dinero que me guardo esa sugerencia tuya para otro post. Me das además la idea de añadir una nueva categoría a mi blog titulada “niños”, porque habrá que escribir a menudo sobre la relación que tienen con el dinero.
      ¿Sobre la postergación de las gratificaciones? Creo que es de importancia capital, y en mi trabajo de Psicoterapeuta Financiero, es en esa parte psicológica donde debo hacer mucho énfasis (y no solo en los niños….jejeje)
      Gracias por participar con tus comentarios, Verónica.
      Salu2

  • Cesar

    10 mayo, 2014

    Interesantísimo Juan

    Me dio mucha risa el video y hace pensar.
    Gracias

    César
    desde Santiago de Chile

    • juanmarinpozo

      10 mayo, 2014

      Gracias, César.
      Sí, la verdad es que el video es muy divertido.
      Te invito a registrarte en el blog y descargar gratis el Ebook “Finanzas básicas de la A a la Z”.
      Salu2