Enamorado del dinero

Hoy es el día de los enamorados y  se celebra en todo el mundo desde hace cientos de años. Pero hoy voy a utilizar la casualidad de que coincide con mi día de publicación para escribir sobre dos cuestiones: Los regalos de este día y la estima que le tenemos al dinero (y él a nosotros)

Hola a tod@s, pero en especial a ti…porque para ti escribí hoy este post (Sí, tú, Valentín).
Como decía antes, son dos cuestiones las que este día me han traído a la cabeza, y sobre la primera ya he escrito alguna vez: Las compras compulsivas, que en días señalados son todavía más comunes en nuestra sociedad.

Por si no has leído algún post en los que he escrito, tenemos dos cerebros, el racional y el emocional (bueno, debo decir que conozco a algunos que tienen medio cerebro, como mucho)
Con uno controlamos todo lo que son datos; algo tan sencillo como entender que por un tema de sustancias cancerígenas, puedes creer que fumar mata.decisiones-racionales-o-emocionales
El otro cerebro, el emocional, no entiende de datos y lo único que quiere es estar “a gusto”. Por eso el cigarrillo después de comer, quedarse un ratito más en la cama… o comprar algo sin pensar si lo necesitamos o no.
Aquí tienes un post que habla sobre estos dos hemisferios de nuestro cerebro (en realidad tenemos solo úno….jejeje)

El dinero es un multiplicador…

de lo que ya eres.
Resultado de imagen de amo al dineroPorque si estás acostumbrado a hacer obras de caridad, podrás hacer más obras de caridad, y las harás. Pero si eres un traficante de armas, con mucho dinero acabarás traficando con más armas.

Este es el segundo tema a tratar hoy, y no quiero extenderme porque es la primera vez que hablo del dinero en estos términos, y no quiero parecer un enfermo (que ya me irás conociendo…)

El dinero es una herramienta que tenemos que utilizar cada día, de forma que más vale que la entendamos y la aprendamos a usar, como herramienta  que es. Pero el problema viene cuando la gente habla mal del dinero, como si fuese algo que nos convertirá en malvados, o nos cambiará. Y nada más lejos de la realidad.

Cupido y el dineroComo siempre he dicho, si cuando sea rico parezco un imbécil o me comporto como un idiota pedante es que ya lo era antes.
Así que si tienes eso controlado y no estás enfadado con el dinero (es la forma más segura de no atraerlo) más te vale que te enamores de las monedas, de los billetes, de los pagarés… de cualquier cosa que pueda intercambiarse por emociones, que de eso sí entiende ese hemisferio de tu cerebro.

Eso sí, recuerda siempre esta frase, pues todo debe ser en su medida.

que-es-moneyland-para-widgets-pequenaTodo el mundo dice que le dinero no es lo más importante, pero cuando juegan a MoneyLand se les escapa una sonrisa cada vez que hacen una buena operación y ganan un buen dinero y en cambio cuando jugando caen en la situación de tener un hijo, al tener que añadir un gasto del 10% más a sus gastos… ponen cara de circunstancias…jejeje.

En realidad es tan solo un juego, una herramienta, pero he visto risas y alegrías en buenas operaciones y caras largas en pérdidas de dinero, siendo éste virtual.

Y para no parecer un vulgar “pesetero”, aquí os dejo una de mis preferidas, cuando llega el día de los enamorados:

Salu2

Sobre el autor de este post:

Juan Marín PozoJuan Marín Pozo es pionero en España  en la utilización de la "Psicoterapia Financiera". Es socio fundador del blog www.juanmarinpozo.com, donde comparte técnicas, ideas y recursos en finanzas personales y economía doméstica.
Es autor del juego "MoneyLand", con el que aprenderás a ahorrar y acumular dinero (www.moneylandeljuego.com), autor del libro "Finanzas para un tonto" y ha impartido múltiples conferencias a nivel internacional sobre finanzas personales y emprendimiento.

Si quieres aprender a ahorrar, a invertir, a conocer nuevas fuentes de ingreso; en definitiva, si buscas el camino para ser financieramente libre...¡¡este es tu blog!!

Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

0 Comments