10 errores financieros que te mantendrán en la ruina

Hoy os traigo una lista de errores que los “incultos financieros” cometen (o hemos cometido, como yo mismo en su momento) y que nos pueden llevar irremediablemente a la ruina, de la cual te puedes recuperar, pero solamente aplicando nueva información, claro.

Hola a tod@s, pero en especial a ti…porque para ti escribí hoy este post.
Uno….dos….tres…..y hasta 10 errores financieros es lo que hoy os traigo en esta lista que deberíais pegar en la puerta de la nevera, como si de la lista de la compra se tratase. De hecho, y es la reflexión fácil, si no tienes esta lista en la puerta de tu nevera es posible que no tengas dinero para colgar la de la compra.

"Los errores más comunes se asocian también al ciudadano "común", aquel que no tiene apenas cultura financiera, de forma que, sabiendo que la mayoría estamos en ese grupo, esta lista resume el 90% de los errores financieros...y sirve para el 90% de las personas."

10 errores en tus finanzas personales

1 – No tienes un plan
Me encanta la frase “El que no sabe a dónde va, ya ha llegado”.
Debes tener sí o sí un plan para saldar tus deudas y poner la primera piedra para alcanzar tus objetivos. Piensa, y luego escribe en un papel, dónde te gustaría estar dentro de un año y luego piensa en un plan para conseguirlo partiendo desde el punto economico-financiero en el que hoy te encuentras.

2 – No dispones de un fondo de “tranquilidad”
He hablado en varias ocasiones sobre este fondo, con lo cual no me complicaré en explicar más de lo mismo.
Aquí tienes estos artículos que te aclararán para que sirve este dinero reservado.
Fondo de emergencia
Fondo de tranquilidad

3 – No tienes un seguro de vida sino de amortización
No puede ser que una vez que has cumplido el punto número 1 dejes el fracaso hacia tu objetivo en la probabilidad estadística (muy baja, eso sí) de que una desgracia impida conseguir tus objetivos.
El problema es que la mayor parte de los ciudadanos tienen un seguro de vida “colocado” por su entidad a la hora de formalizar el préstamo en lugar de tener uno que cubra sus ingresos en caso de fallecimiento o invalidez (piensa en esta última posibilidad, que supondría seguir generando gasto mensual, pero sin ingresos)
El seguro de vida (te aconsejo leer “Finanzas para un tonto” para conocer cómo debería ser un buen seguro de vida) es el más barato del mercado en proporción a la cantidad cubierta (basado en la baja siniestralidad, claro)

4 – No tienes en cuenta los gastos “hormiga”
Normalmente no prestamos atención a la suma de todos los cafés que tomamos al mes, la compra del periódico y demás compras “hormiga” (nombre que han acuñado los expertos en finanzas personales)
Puedes ahorrar mucho dinero si controlas este tipo de compras, que suelen ser apenas unas monedas pero que sumadas a final de mes…

5 – Vives a préstamo
Si todo lo que compras es con dinero prestado nunca saldrás del “agujero”.
¿Tienes un presupuesto? Aquí podrás leer al respecto. Una vez tengas hecho tu prepuesto, deberás aprender a consumir responsablemente, sin caer en las “compras compulsivas”.
Recuerda que una tarjeta de crédito es un buen producto financiero…..si sabes utilizarlo. Si no puedes pagar el saldo completo el siguiente día 1….mejor no la utilices.

6 – Aceptas un préstamo preguntando solamente cuánto pagarás al mes
Deberías preguntar por el tipo de interés que pagarás por el préstamo y no solo por la cuota mensual, pues son precisamente las cuotas pequeñas las que suelen esconder intereses más altos. ¿Conoces la diferencia entre deuda buena y deuda mala?

7 – Tienes una vivienda por encima de tus posibilidades
Sí, ya sé que vivir en un “tríplex” en el centro de la ciudad era la ilusión de tu vida, pero no puedes pagar 1.300€ (en alquiler o en hipoteca) y tener un sueldo de 1.800€.
Si tu vivienda excede tu poder adquisitivo o no corresponde con tus necesidades reales deberías considerar mudarte. Ah, que tienes hipoteca…¡¡Haber elegido susto!!

8 – ¿Consideras a tu coche como algo más que una herramienta?
Si llevas tiempo leyendo en mi blog tendrás claro que un coche es un pasivo con todas las de la ley, y no solo porque suponga gastos continuos sino porque es un bien que pierde valor día a día. Pero si hay algo peor que tener un coche por encima de nuestras posibilidades y creer que es un activo….es endeudarte para comprarlo (a menos que sea “deuda buena” y el dinero reservado para la compra esté trabajando para ti)
He visto préstamos a 10 años para pagar un vehículo por encima de las posibilidades (y necesidades) de la familia.
Como dice el anuncio de los seguros de auto, precisamente………¡¡¡EEERRRROORRRR!!!

9 – No ahorras para la jubilación
Yo diría que a estas alturas ya tienes claro que seremos tantos a repartir que no cobrarás una jubilación digna (eso te pasa por depender del sistema)
¿Ahorras (y luego inviertes) el 10% de tu sueldo?

10 – No conoces las reglas de la inversión
Lo siento, pero ahorrando no tendrás suficiente para vivir dignamente el día de mañana. Deberás invertir.
No te lo explico, mejor léelo aquí.

Salu2

Sobre el autor de este post:

Juan Marín PozoJuan Marín Pozo es pionero en España  en la utilización de la "Psicoterapia Financiera". Es socio fundador del blog www.juanmarinpozo.com, donde comparte técnicas, ideas y recursos en finanzas personales y economía doméstica.
Es autor del juego "MoneyLand", con el que aprenderás a ahorrar y acumular dinero (www.moneylandeljuego.com), autor del libro "Finanzas para un tonto" y ha impartido múltiples conferencias a nivel internacional sobre finanzas personales y emprendimiento.

Si quieres aprender a ahorrar, a invertir, a conocer nuevas fuentes de ingreso; en definitiva, si buscas el camino para ser financieramente libre...¡¡este es tu blog!!

Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

2 Comments

  • marina

    8 Abril, 2015

    Como empleada de banca, también añadiría como otro error no hacer uso de las nuevas tecnologías. Todavía quedan muchas libretas obsoletas en circulación y gente desanimada con internet por miedo. Falta conciencia de la eficiencia y utilidad de los nuevos medios y las grandes posibilidades que nos ofrecen, las mejores inversiones se nos escaparan si no echamos un vistazo casi a diario a las paginas de nuestros bancos. Gran descubierto tu página. Saludos cordiales.

    • juanmarinpozo

      12 Abril, 2015

      Vuelvo a agradecerte tu comentario, Marina, y vuelvo a estar de acuerdo contigo. De hecho, tengo previsto escribir sobre el uso de las tecnologías y de la banca online, pues como usuario que soy de estos “nuevos” sistemas, no entiendo las personas que todavía no las utilizan (y no vale la excusa de la edad, mi madre está jubilada y accede a sus cuentas desde su smartphone)
      Gracias de nuevo por participar, Marina.
      Salu2