Intereses “en especie”

En noviembre del año 2005 “invertí” 4.000€ en un producto bancario de la oficina de BBVA de la Calle Joan Maragall de Girona. El producto era un Depósito “a plazo” durante 4 meses a cambio de un juego de tres sartenes. Mi sorpresa fue que en la declaración de la renta del año siguiente Hacienda “esa que somos todos y pagamos unos pocos” me cobró el 18% del valor de las sartenes.
Esto son los regalos “en especie”.

Hola a tod@s.
Hoy es es cumpleaños de mi hermano, y si le hago un regalo no será “en especie”, ahora que sé cómo funciona este tema.

Regalo bancos

El genial Forges

¿Te suena eso de “te regalamos un iPad con tu cuenta nómina” o “trae tu Plan de Pensiones y te llevas este televisor”…? Pues eso, que todos esos regalos tributan de la misma forma que cualquier ganancia dineraria obtenida por tu dinero.
Eso sí, no he dicho en ningún momento que me engañasen, porque al fin y al cabo lo único que me dijeron es que para tener el dinero en una cuenta corriente lo podría poner en el producto del mes. Hasta ahí es normal, pero hubiese estado bien que me advirtiesen de la circunstancia que descubrí con sorpresa medio año más tarde.

En los folletos publicitarios donde anuncian esos regalos en especie se puede ver un mini-micro-nano-diminuto asterisco que te lleva a algún otro lugar del panfleto. En ese otro lugar te dice, normalmente, que ese regalo en cuestión está sujeto a tributación (alguno ni tan solo pone el porcentaje, como si tú hubieras de ser un experto en fiscalidad)

En este post pasado hago referencia a los “regalos” que algunas entidades ofrecen con la contratación o traspaso de planes de pensiones: “Campaña de los Planes de Presiones”

Cómo funcionan los intereses en especie

Si contratas un producto con 4.000€ que te da un 3% de rentabilidad anual las cuentas son claras: Ganarás 120€ y te entregarán 94’8€ después de que Hacienda ya reclame (no esperará a tu siguiente declaración de la renta) sus 25’2€, que equivale a un 21% de la rentabilidad obtenida.
Regalos bancosEl tema es que si contratas el mismo producto y en lugar de darte la rentabilidad en forma de dinero te la dan en “especies” como puede ser una cámara de fotos, habrá que entender que el “regalo” tiene un valor, que puede ser también 120€, por seguir con el ejemplo anterior. A partir de ahí, si te pidiesen los 25’2€ de impuestos al momento te daría la impresión de que encima que le prestas tu dinero al banco durante un tiempo, estás pagando la cámara de fotos.
Así que la solución es sencilla: Ya pagarás los impuestos en la siguiente declaración de la renta, cuando la cámara casi ha perdido la garantía…..jejeje.
Deberían cambiar la definición de “regalos” que se puede ver en esos enormes carteles que empapelan los escaparates y paredes de las entidades (tanto bancos como aseguradoras) puesto que no son regalos. Técnicamente son “rentabilidad en especies”.

*Reflexión: ¿A qué precio comprará las cámaras de fotos el banco si compra 20.000 cámaras de golpe? Me parece un buen negocio para tener dinero con el que trabajar en sus arcas. "Captar pasivo" me parece que le llaman...

Así que ya sabéis lo que os conviene cuando os ofrezcan estos inventos. Las sartenes se compran en la ferretería.

Os dejo con este clásico de José Mota, del cual me quedo con la última frase: “Es el ansia, y el banco lo sabe”, lo cual me lleva a uno de mis anteriores posts: “Compra por impulso o por coherencia”.
Salu2

 

Sobre el autor de este post:

Juan Marín Pozo

Juan Marín Pozo es pionero en España  en la utilización de la "Psicoterapia Financiera". Es socio fundador del blog www.juanmarinpozo.com y de la web de contenidos www.psicoterapiafinanciera.com, donde comparte técnicas, ideas y recursos en finanzas personales y economía doméstica.
Es también autor del libro "Finanzas para un tonto" y ha impartido múltiples conferencias sobre finanzas personales.
Si quieres aprender a ahorrar, a invertir, a conocer nuevas fuentes de ingreso; en definitiva, si estás en el camino de ser financieramente libre...¡¡este es tu blog!!

Juan Marin Pozo: Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

0 Comments