Invertir en bienes tangibles

La inversión en bienes tangibles es algo de lo que hemos oído hablar todos, seguramente. Lo que pasa es que jamás nos hemos parado a pensar que supone poner nuestro dinero en este tipo de inversiones, entendiendo que no son ni mejor ni peor que otro tipo de inversión; únicamente que deberíamos conocer las reglas que rigen este tipo de inversión.

Hola a tod@s.
Hablar de inversiones en bienes tangibles nos hace pensar inevitablemente en “Arte y naturaleza”, en “Afinsa”, en “Fórum Filatélico”, en “Bosques Naturales” o en inversión inmobiliaria… y estas son un tipo de inversión que en su momento volvió loco a medio país.

Bienes tangibles

Son todos aquellos bienes que pueden apreciarse físicamente, o sea, que se pueden tocar y ocupan físicamente un espacio. La inversión en bienes tangibles es, por lo tanto, aquella que consiste en comprar obras de arte, árboles, libros, sellos, joyas, oro e incluso propiedades inmobiliarias, como los pisos o casas.

El problema de invertir en bienes tangibles es que no tenemos la certeza de que se vayan a revalorizar, ya que su subida de precio puede venir por la especulación y no por otros factores.
La prueba son las grandes burbujas y escándalos que han surgido en los últimos años, como los 400.000 afectados por la compra en sellos de Afinsa y Fórum Filatélico, obras de arte de la empresa Arte y Naturaleza, o la propia burbuja inmobiliaria, donde un piso subía de precio sin haber hecho ni tan solo reformas.

Invertir en bienes tangibles no es la mejor inversión, aunque no deja de ser una inversión que puede dar beneficios si se analiza correctamente y se tienen en cuenta, sobre todo, las garantías.

Bienes intangibles

Son bienes intangibles aquellos que no pueden apreciarse por los sentidos, sino por la inteligencia, ya que se trata de cosas inmateriales. Entre los bienes intangibles podemos encontrar los derechos sobre patentes, marcas, concesiones, renombre comercial y otros.

El problema de la inversión en bienes tangibles es cuando se han prometido rentabilidades altas en comparación con las ofrecidas por las entidades financieras. A esto tenemos que añadir que la ley protege a los inversores que lo hacen a través de entidades registradas en el BdE o CNMV separando al depositario (el que capta el dinero) del gestor (el que lo gestiona)

A pesar de que la gestora suele pertenecer al mismo grupo empresarial que el depositario (BBVA-BBVA Gestión, Santander-Santander Asset Management, La Caixa-VidaCaixa…) esta hipotética división marca una diferencia entre las empresas que han prometido rentabilidad por la inversión en sus bienes tangibles.
La solvencia de una empresa de bienes tangibles es la única garante de la rentabilidad prometida y eso no está muy lejos de la especulación, pues no se puede saber con certeza que un activo suba lo prometido.

Un ejemplo de inversión en bienes tangibles

Si yo te vendo un bolígrafo transparente con tinta azul por un euro y te prometo (te lo firmo ante notario si es necesario) que el año que viene valdrá dos euros…¿cómo puedo garantizarlo?
Imaginemos que la “moda” de los bolígrafos lleve al mercado a demandar bolígrafos con el tubo pintado a topos y que escribe con tinta roja.
¿Cuánto vale entonces el bolígrafo que compré hace un año? ¿No era mejor invertir el mismo euro en la empresa que fabrica los bolígrafos? Eso permite aprovecharse de la adaptación al mercado de la empresa fabricante, de forma que es mucho más fácil para mí obtener una rentabilidad basada en el intento de la empresa de seguir teniendo beneficios.

No quiero hurgar en la herida del casi medio millón de personas afectadas en los últimos años por las inversiones en bienes tangibles, pero…en todo caso, invertir en bienes tangibles no cumple muchas de las 6 reglas de un producto de inversión.

Os dejo aquí un vídeo de antes del estallido del escándalo de las inversiones en bienes tangibles (ayyyy, si alguno tuviese más información antes de invertir…)

Salu2

 

Sobre el autor de este post:

Juan Marín Pozo

Juan Marín Pozo es pionero en España  en la utilización de la "Psicoterapia Financiera". Es socio fundador del blog www.juanmarinpozo.com y de la web de contenidos www.psicoterapiafinanciera.com, donde comparte técnicas, ideas y recursos en finanzas personales y economía doméstica.
Es también autor del libro "Finanzas para un tonto" y ha impartido múltiples conferencias sobre finanzas personales.
Si quieres aprender a ahorrar, a invertir, a conocer nuevas fuentes de ingreso; en definitiva, si estás en el camino de ser financieramente libre...¡¡este es tu blog!!

Juan Marin Pozo: Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

1 Comment