…y no tendrás resultados “normales”

Según decían en el vídeo que colgué en un post de hace semanas, que puedes leer aquí, el 80% de los jubilados de España ayudaban con su pensión a sus descendientes.
Si no quieres estar en el grupo de los que son ayudados, más vale que hagas los deberes.

Hola a tod@s, pero en especial a ti…porque para ti escribí hoy este post.
Se puede decir más alto pero no más claro. La pensión que nos quedará, basado en un sistema “piramidal” en el que los que trabajan hoy pagan a los jubilados, no dará suficiente para cobrar una pensión digna.

Icono Twitter naranja Cobraremos pensión? Sí, pero seremos muchos a repartir.

PeceraLo “normal” es estudiar y sacar una carrera. Y eso está bien, pero los tiempos han cambiado…
Lo “normal” es buscar un empleo para toda la vida. Y eso está bien, pero los tiempos han cambiado…
Lo “normal” es ser asalariado y no pensar en emprender. Y eso está bien, pero los tiempos han cambiado…
Lo “normal” es sencillamente ahorrar, en el banco, por ejemplo. Y eso está bien, pero los tiempos han cambiado…
Lo “normal” es olvidarse de invertir y conformarse con pequeños rendimientos por nuestro dinero. Y eso está bien, pero los tiempos han cambiado…
Lo “normal” es hipotecarse para ser “propietario” y olvidarse de alquilar (eso es tirar el dinero, claro). Y eso está bien, pero los tiempos han cambiado…
Lo “normal” es ser “normal”. Y eso está bien, pero los tiempos han cambiado…

Y por suerte, estoy seguro de que los que siguen este blog no forman parte del grupo de “normales” que ven programas como “Gran Hermano”, “Sálvame”, o cualquiera de ese tipo, porque quizás eso esté bien, pero los tiempos han cambiado…

Hay que invertir

Primero quiero copiar la definición que el diccionario de la Real Academia de la Lengua da sobre la palabra “invertir”


1. Cambiar, sustituyéndolos por sus contrarios, la posición, el orden
o el sentido de las cosas. 
En sentido figurado: Invertir una tendencia.
2. Emplear, gastar, colocar un caudal.
3. Emplear u ocupar el tiempo.
4. En una razón, intercambiar numerador y denominador.

Boca abajoInvertir, al fin y al cabo, quiere decir, “darle la vuelta” así que esto es lo que debemos empezar a hacer si queremos tener resultados diferentes, tal y como decía Einstein en aquella famosa frase.

Así que es tiempo de seguir estudiando para sacar buenas notas, pero sabiendo que eso no va a garantizarnos un empleo para toda la vida.
Es tiempo de pensar en cambiar de empleo de cuando en cuando, hasta que encontremos nuestra pasión, y quizás eso nos lleve a emprender (que no quiere decir pretender ser rico, sino trabajar en lo que nos apasiona de verdad)
Es tiempo de olvidar de ahorrar y empezar a aprender el funcionamiento del dinero para invertirlo.
Es tiempo de entender como el alquiler nos puede convertir mañana en “verdaderos propietarios”, no en “engañados propietarios” que creen que la casa en la que viven es un activo.

Si desarrollamos las cuatro definiciones que la RAE nos da sobre la palabra “invertir”, veremos que todas son utilizables en una u otra forma, en nuestra conveniencia:

Y no hagas caso a lo que digan los que nunca intentaron nada

La primera definición se refiere a cambiar el orden de las cosas, y yo lo aplico a la frase del archi-conocido inversor Warren Buffet: No ahorres lo que te queda después de gastar, gasta lo que te queda después de ahorrar.”
La segunda es la única que se refiere a la inversión de capital, y la explicación es sencilla, si aplicamos la primera definición. Lo “normal” es no invertir el dinero, sino simplemente ahorrarlo.
La tercera la aplicaría directamente a un post que escribí hace tiempo titulado “Formación es inversión” (Pincha para leerlo, si te apetece)
Y la cuarta, intercambiar numerador y denominador…lo tengo claro, se refiere a empezar a cambiar la opinión por la información y hacer caso a los expertos en lugar de a los “cuñados” (que son cualquiera que encaje en la siguiente foto)

MoneyLand, el simulador de finanzas personales

Y para acabar, me vas a dejar hacer una cuña publicitaria, sabiendo que te va a ayudar.
Como bien debes saber a estas alturas, en Diciembre del año pasado conseguí el objetivo de tener disponible el simulador-juego-herramienta (ya no sé lo que es) de finanzas personales “MoneyLand”.

Desde que publiqué mi primer libro, “Finanzas para un tonto”, no he vuelto a leerlo (llevo años enseñando lo que explico en él) pero no pasa una semana que no juegue a “MoneyLand”.
Son tantas las partidas que hemos disfrutado con personas de todos los perfiles posibles, que a día de hoy ya puedo decirte que deberías “invertir” en “MoneyLand”.

Invierte tu dinero y cómpralo. Invierte tu tiempo y aprende. Invierte tu inconsciente y empieza a pensar en el dinero desde otro punto de vista.

El otro día me preguntaron cuánto valía el juego…..jejeje.
Un millón de euros, respondí sarcásticamente. Luego aclaré que había respondido exactamente su pregunta, la cual se refería al valor.
La pregunta adecuada era…¿Cuanto cuesta? Esa se refiere al coste.

Invierte, invierte, invierte.

Juego MoneyLand

Pincha en la imagen para saber más sobre “MoneyLand”

Y para acabar, un favor, que ya sabes que no te pido muchos…

¿Podrías twittear la siguiente frase? Tan solo has de pinchar en ella (si tienes Twitter…jeje) GRACIAS.

Salu2

Sobre el autor de este post:

Juan Marín PozoJuan Marín Pozo es pionero en España  en la utilización de la "Psicoterapia Financiera". Es socio fundador del blog www.juanmarinpozo.com, donde comparte técnicas, ideas y recursos en finanzas personales y economía doméstica.
Es autor del juego "MoneyLand", con el que aprenderás a ahorrar y acumular dinero (www.moneylandeljuego.com), autor del libro "Finanzas para un tonto" y ha impartido múltiples conferencias a nivel internacional sobre finanzas personales y emprendimiento.

Si quieres aprender a ahorrar, a invertir, a conocer nuevas fuentes de ingreso; en definitiva, si buscas el camino para ser financieramente libre...¡¡este es tu blog!!

Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

0 Comments