La letra pequeña de los seguros

Hoy empiezo el artículo expresando mi más sincero pésame a los familiares de los fallecidos en el “accidente” de Germanwings, de los cuales algunos eran de mi ciudad. Alrededor de 150 víctimas de algo que si ya de por sí es estadísticamente poco probable, cómo la caída de un avión, menos probable es de que fuera provocado, como así se ha demostrado.

Hola a tod@s.
¿Os he comentado alguna vez que en mayo del 2012 dejé de ver las noticias? Pues me enteré del accidente del avión de Germanwings al día siguiente, por casualidad, y supe que el copiloto había estrellado deliberadamente el avión mientras comía en un restaurante. ¿Por qué amargan la comida a la gente con las noticias del día?
Como siempre digo, no veo las noticias porque podría relatar las del lunes que viene: Me equivocaría en la cantidad robada y en la cantidad de muertos, nada más.

Indemnizaciones por accidente aéreo

Por lo que he podido documentarme, la indemnización por pasajero puede ser de hasta 318.000 euros, pero como son datos que pueden cambiar según avancen las investigaciones, no quiero darle importancia a la cifra, sino a la posibilidad de que lo pague la compañía o la aseguradora.

LutoEl problema puede venir cuando la aseguradora que cubre los aviones de Germanwings (en este caso Allianz Global Corporate, como principal titular) acuse a la aerolínea de ser la responsable de tener en su plantilla al copiloto, después de haber pasado por una depresión severa hace unos años.

El tema está en una frase que comenté en mi primer libro “Finanzas para un tonto”: “Todas las aseguradoras pagan, pero todas intentarán no pagar”. Esto es lo mismo que decir que al final lo que vale es lo que haya escrito en el contrato.
Así que, a pesar de que la aseguradora se rebote con la aerolínea por no tener un control más estricto sobre el estado de salud de quién pilota sus aviones…..al final le tocará pagar, por lo que dice la póliza en toda su “letra pequeña”.

“La cobertura máxima total por avión en caso de siniestro es de 1.250 millones de dólares (1.140 millones de euros). En esta cifra se incluye una indemnización inicial por pasajero de hasta 348.000 dólares (318.000 euros), lo que supondría el pago de 47 millones de euros por las 150 víctimas del siniestro. Pero la cifra de compensaciones se dispararía si una negligencia de la aerolinea hubiera provocado la catástrofe. En este caso, Allianz asumiría un coste máximo de 636 millones de euros para afrontar daños personales y a terceros. Además, deberá pagar a Germanwings por la aeronave siniestrada”
Extraído de un artículo de expansión.com

A pesar de que las indemnizaciones por accidentes aéreos suponen importantes desembolsos a las aseguradoras, éstas ganan muchísimo dinero asegurando estos riesgos, por la bajísima probabilidad estadística de siniestros.

Accidente de Spanair en Barajas

En verano del 2008 tuvo lugar otro accidente de avión. El de un MD-82 de la compañía Spanair, al despegar del aeropuerto de Barajas. Unos detalles del accidente fueron estos:
– El avión se partió en tres partes.
– Una de la partes rodó hasta un riachuelo cercano.
– Algunos pasajeros cayeron, aún vivos, al riachuelo.
– Unos se salvaron y otros se ahogaron.

El problema viene de la “letra pequeña” de las pólizas que algunos de los pasajeros tenían en sus pólizas de vida. Una de las causas excluidas por fallecimiento era el ahogamiento, y no hace falta ser muy avispado para entender que tras hallar agua en los pulmones del fallecido la aseguradora pusiese problemas para pagar las indemnizaciones pactadas.

El hecho de que una de las víctimas mortales haya fallecido ahogada tendrá, además, consecuencias a la hora de reclamar indemnizaciones a la compañía aseguradora. No es lo mismo, a efectos legales, que la muerte se produzca por efecto directo del impacto de la aeronave o de la explosión que por un elemento externo como es el riachuelo.
 Enlace al artículo.

¿Parece demoníaco? Quizás, pero el caso es que las aseguradoras pagarán lo que estipule en la póliza, sencillamente. De forma que los fallecidos en esas circunstancias cobrarían de la aerolínea pero no de la compañía aseguradora con la que tuviesen contratada su póliza de vida.

Pero más demoníaco es pensar que a veces las aseguradoras pagan sencillamente por la viralidad que puede tener su “buena obra”, pagando indemnizaciones no cubiertas (como el caso del ahogamiento) basado en lo mediático del caso. No es lo mismo pagar una indemnización de este tipo de un caso aislado que de un caso que ha salido en todos los canales de televisión durante semanas.

Seguros en las tarjetas de crédito

Otro ejemplo de “letra pequeña” es cuando conseguimos una tarjeta de crédito y nos comentan que tiene un seguro de vida por x cobertura.
Bueno, pues ya no necesito el seguro de vida que tenía contratado con anterioridad, pensamos.
Pues te doy un dato:
En realidad, NO es un seguro de vida; es un seguro de accidentes, y citando la definición de accidente de la “Ley de Contrato del Seguro” que dice que un accidente es cualquier causa fortuita y violenta, y que la estadística es que solamente cuatro de cada cien muertes se produce por accidente, es altamente improbable que cobres la indemnización.
¿Por qué? Porque aparte de ser una póliza de accidentes, la letra pequeña dice que la compañía indemnizará si el accidente se produce en un medio de transporte público cuyo billete se haya comprado utilizando la tarjeta de crédito en cuestión.
*No todas las pólizas suscritas con las tarjetas presentan estas condiciones generales.

Ya sabes, lee la letra pequeña de tus seguros.
Salu2

Sobre el autor de este post:

Juan Marín PozoJuan Marín Pozo es pionero en España  en la utilización de la "Psicoterapia Financiera". Es socio fundador del blog www.juanmarinpozo.com, donde comparte técnicas, ideas y recursos en finanzas personales y economía doméstica.
Es autor del juego "MoneyLand", con el que aprenderás a ahorrar y acumular dinero (www.moneylandeljuego.com), autor del libro "Finanzas para un tonto" y ha impartido múltiples conferencias a nivel internacional sobre finanzas personales y emprendimiento.

Si quieres aprender a ahorrar, a invertir, a conocer nuevas fuentes de ingreso; en definitiva, si buscas el camino para ser financieramente libre...¡¡este es tu blog!!

Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

0 Comments