Plan Ahorro 5

El próximo 1 de Enero de 2015 empezarán a comercializarse los llamados “Plan Ahorro 5”. Es el producto que, en contra de las recomendaciones del comité de expertos, el gobierno propone para incentivar el ahorro a largo plazo.
Nada más lejos de la realidad, y quiero explicaros en qué consiste este invento que no sirve para lo que se propone.

Hola a tod@s.
El “Plan Ahorro 5” es un producto que ofrece unas ventajas fiscales muy interesantes, pero solo será adecuado para clientes con casos muy concretos, según mi criterio.
En todo caso, antes de daros mi opinión, os dejo aquí las condiciones en las que se podrán contratar estos nuevos instrumentos de ahorro. En cuando a daros mi opinión sobre el producto, sabré si tengo razón sobre lo escrito el 1 de Enero del 2020, cuando se rescaten los primeros.

Características del “Plan Ahorro 5”

  • Lanzamiento: 01 de Enero del 2015
  • Aportación máxima: 5.000€ anuales
  • Años para mantener el ahorro: 5 años seguidos
  • Ventajas fiscales: La rentabilidad está exenta de impuestos
  • Garantías: Al menos el 85% del capital está garantizado

Limitaciones:

  • Tan solo se puede contratar uno por titular
  • Se puede perder hasta un 15% del dinero ahorrado
  • No serán productos muy rentables (los expertos auguran alrededor de un 1%-2%)
  • Se puede poner más de 5.000€ anuales, pero los rendimientos del exceso tributarían al 19%

Fuentes: Finanzas.com y Eleconomista.com

Leídas las características principales, os doy mi opinión sobre este nuevo invento del gobierno:

Plan Ahorro 5Si la idea era incentivar el ahorro a largo plazo no entiendo porque han creado un producto a 5 años, cuando el largo plazo (según los expertos) son 10 años o más. Un producto pensado a 5 años no es “ni carne ni pescado”.
Además, no queda claro si se permitirán cancelaciones anticipadas, pero en todo caso, si fueran posibles, el ahorrador sufriría una retención del 19%. Al respecto de esto, si en los 5 años de mantenimiento obligatorio del producto apareciesen productos más atractivos para el ahorrador, no podría sacar el dinero para beneficiarse de dichos productos.
¿Qué pasa además si solo se garantiza un 85 % del dinero? Que corremos el riesgo de perder un 15%, y desde luego, si se permiten las cancelaciones anticipadas, será a “precio” del momento, y el ahorrador asumiría pérdidas de capital.
¿Me dejo algo? Claro que sí, que si la entidad debe garantizar al menos el 85% del capital no va a crear productos con demasiado peso en renta variable, pues si fuese muy bien el cliente obtendría la rentabilidad, pero si fuese mal, casi todo el riesgo debería ser asumido y compensado por la entidad comercializadora. ¿Conclusión? Serán productos que ofrecerán poca rentabilidad.

Ejemplo de rentabilidad del “Plan Ahorro 5”:

Si contratamos un “Plan Ahorro 5” con una rentabilidad garantizada de un 3% (no sé yo…) obtendrás una ganancia libre de impuestos de 150€/año, así que en 5 años habrás incrementado tus 25.000€ (5.000€ de máximo por 5 años) en 750€.
Detalle: La rentabilidad generada no se cobrará periódicamente sino una vez pasado el plazo a cinco años.

Para mí, este producto no deja de ser un depósito a plazo, aunque también puede adquirir la forma de seguro, si lo comercializa una aseguradora.

Salu2

Sobre el autor de este post:

Juan Marín Pozo

Juan Marín Pozo es pionero en España en la utilización de la "Psicoterapia Financiera". Es socio fundador del blog www.juanmarinpozo.com y de la web de contenidos www.psicoterapiafinanciera.com, donde comparte técnicas, ideas y recursos en finanzas personales y economía doméstica.
Es también autor del libro "Finanzas para un tonto" y ha impartido múltiples conferencias sobre finanzas personales.
Si quieres aprender a ahorrar, a invertir, a conocer nuevas fuentes de ingreso; en definitiva, si estás en el camino de ser financieramente libre...¡¡este es tu blog!!

Juan Marin Pozo: Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

0 Comments