Ciber no. ¡¡ CIRBE !!

En la época en la que vivimos, en la que la tecnología está presente en todo lo que hacemos, la palabra CIRBE parece que esté mal escrita. Así que hoy vamos a hablar no de la CIBERnética sino de las personas “CIRBEnéticas”.
¿Has pedido alguna vez un préstamo o una hipoteca? Si no lo has hecho, siento decírtelo, estás rompiendo la estadística, no eres “normal”.

Hola a tod@s.
Si alguna vez has pedido un préstamo (a una empresa registrada como tal, no a un prestamista), un crédito o has avalado a alguien, el que te va a dejar la pasta consultará la CIRBE para ver el riesgo que corre al dejarte dinero, basado en los datos que figuren en ella, precisamente.

¿Qué es la CIRBE?

Las siglas CIRBE corresponden a “Central de Información de Riesgos del Banco de España” y es una base de datos con carácter confidencial y público, en la cual se recoge la información de los riesgos directos tales como préstamos y créditos y de los indirectos, como son las garantías o avales.

Quedan registrados los datos de cualquier persona que tenga una deuda con cualquier entidad de crédito superior a 6.000€ o que aparezcan como avaladores  o garantes de cantidades superiores a 60.000€. En ella constan, entre otros datos, el saldo vivo total de todos y cada uno de los préstamos que una persona tiene, a su nombre.

La CIRBE no es un registro de morosos.

¿Qué quiere decir que la CIRBE sea pública y confidencial? Que tenga carácter público significa que todas las entidades de crédito han de anotar obligatoriamente en esta base de datos todos los riesgos que tienen contraídos con sus clientes y actualizar la información de estado mensualmente. No obstante, estos datos son confidenciales porque no se pueden consultar y acceder libremente, sin control.

Cuando pides un crédito a una entidad, ésta no necesita tu autorización para consultar tus datos en la CIRBE. Solamente tiene la obligación de informarte por escrito del derecho que tienen a acceder ellos. Esto es así desde que entró en vigor la Ley de Medidas para la Reforma del Sector Financiero.

¿Me SIRVE la CIRBE?

Puedes solicitar tus datos en el CIRBE directamente en la sucursal bancaria con la que operes habitualmente o directamente al Banco de España.  También tienes derecho a saber qué entidades han accedido a tu información en el último semestre.

En mi opinión, sería bueno que todo el mundo solicitase sus datos al CIRBE; alguno se llevaría una sorpresa.

Os dejo un vídeo que he encontrado, muy práctico.

Salu2

Sobre el autor de este post:

Juan Marín Pozo

Juan Marín Pozo es pionero en España  en la utilización de la "Psicoterapia Financiera". Es socio fundador del blog www.juanmarinpozo.com y de la web de contenidos www.psicoterapiafinanciera.com, donde comparte técnicas, ideas y recursos en finanzas personales y economía doméstica. Es también autor del libro "Finanzas para un tonto" y ha impartido múltiples conferencias sobre finanzas personales. Si quieres aprender a ahorrar, a invertir, a conocer nuevas fuentes de ingreso; en definitiva, si estás en el camino de ser financieramente libre...¡¡este es tu blog!!

Juan Marin Pozo: Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

0 Comments