Rentabilidad…¿Para quién?

La TAE, la TIN, la letra pequeña, que si lo ponía bien clarito….al final el banco es el que gana si no entiendes muy bien lo que has comprado.

Hola a tod@s, pero en especial a ti…porque para ti escribí hoy este post.
Este es un post cortito, donde solo voy a hablar de un producto (que si hablase de todos los que me encuentro en el día a día…)

El otro día un cliente me llamó para preguntarme sobre un producto que un banco muy “popular” le ofrecía:

Se llama Seguro Ahorro Bonificado Creciente, y quiero analizar el nombre del producto, palabra a palabra, como lo haría cualquier cliente no ducho en productos de ahorro e inversión.

¿Seguro? Me interesa, es lo que busco.
¿Ahorro? Por supuesto, es lo que quiero, ahorrar.
¿Bonificado? Genial, que me bonifiquen es lo que me gusta.
¿Creciente? Eso, eso, ¡¡ que crezca mi dinero !!!

El producto bonifica "hasta" con un 8% el dinero de este señor. ¿Dónde está el truco? En que se tienen que alinear los planetas para que esto ocurra. Se han de cumplir unas cuantas condiciones para que pueda ver ese 8%, a interés simple, por supuesto, pues la rentabilidad se la ingresan en una cuenta aparte (un día explico la diferencia)

Este “Seguro Ahorro Bonificado Creciente” es un seguro de ahorro que no se puede contratar por menos de 10 años.
Eso sí, garantiza una rentabilidad mínima del 0,5% neto anual (UUOOOOOOOOOOO) más un interés variable que se va revisando y comunicando al inicio de cada año.
Para el presente 2013, garantiza (la garantía la da el banco, no el FGD) una rentabilidad neta anual del 3% descontado el 1,3% de gastos.

¿Y la bonificación? Será del 1% y se consolidará cada cinco años (un 0,2% anual extra por mantener su inversión), aplicada a todas las aportaciones realizadas. Así que solo podrá conseguir la bonificación del 8% si mantiene su inversión… ¡durante 40 años

No aconsejo sobre un producto a una persona sin tener datos sobre sus circunstancias, pero para desaconsejar un producto en cuestión me voy a mojar en esta ocasión:
No me parece un producto adecuado para alguien que quiere siquiera conservar el poder adquisitivo de su dinero, porque para conseguir más rentabilidad a tan largo plazo más le vale comprar Bonos del Tesoro a diez años (y no es que sean mi producto favorito, pero…)

La semana pasada hablé con una persona que había trabajado durante años en bancos, y había llegado a estar en puestos de alta responsabilidad. Llegó a ayudar a crear fondos de inversión o Sicav's y me dijo que cuando hablaban de rentabilidad de los productos, se daba por hecho que se estaba hablando de la rentabilidad que le daba al banco, no al cliente.

Me resultó chocante esa confesión, si bien, después de meditarla, no me pareció nada extraña. ¿Alguna vez un banco ha mirado por lo que necesita el cliente? No tiene nada que ver las pretensiones del señor que trabaja allí, pero desde luego, las de la empresa que representa van en una linea clara:

Consejo: Antes de comprar el producto, que te lo puedan explicar dibujando en un papel. Si no lo entiendes, no lo compres.
Puedes leer este post pasado titulado “Tu contrato más largo…¿Y no lo entiendes?”

Aunque de vez en cuando hay alguien que gana a los bancos, así que….imaginación al poder.

video

Salu2

Sobre el autor de este post:

Juan Marín PozoJuan Marín Pozo es pionero en España  en la utilización de la "Psicoterapia Financiera". Es socio fundador del blog www.juanmarinpozo.com, donde comparte técnicas, ideas y recursos en finanzas personales y economía doméstica.
Es autor del juego "MoneyLand", con el que aprenderás a ahorrar y acumular dinero (www.moneylandeljuego.com), autor del libro "Finanzas para un tonto" y ha impartido múltiples conferencias a nivel internacional sobre finanzas personales y emprendimiento.

Si quieres aprender a ahorrar, a invertir, a conocer nuevas fuentes de ingreso; en definitiva, si buscas el camino para ser financieramente libre...¡¡este es tu blog!!

Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

4 Comments

  • nicolo rubbino

    16 julio, 2013

    El chiste de los huevos planos me gusto mucho y tambien el chiste del Seguro Ahorro Bonificado Creciente.
    Continua asi Juan que vas por buen camino
    un amigo y seguidor tuyo

  • Martin Plaza

    17 julio, 2013

    Los bancos en múltiples ocasiones ofrecen productos que no son los mas adecuados para sus clientes. Después de todo los problemas que han ocasionado con sus productos bancarios todavía hay personas que confían en ellos y que piensan que pueden ahorrar con sus productos. y es un error enorme.
    Hay otras opciones en el mercado con productos financieros que son adecuados para la planificación financiera de los ahorradores y clientes.
    Un saludo

    • juanmarinpozo

      17 julio, 2013

      Tal y como tu dices, Martín.
      Tienen productos “diferentes” pero los intereses comerciales les llevan por otros caminos.
      Gracias por comentar.
      Salu2