Si clonaron a Dolly…

Ahora que entramos en la recta final del año es inevitable pensar en pocas semanas llegará ese invento de “El Corte Inglés” (pincha para leer el post) y que vamos a hacer uso de la tarjeta de crédito, así que el post de hoy es para hablaros de los peligros de los cajeros automáticos “trucados”.

Hola a tod@s.
Hoy no os voy a hacer leer mucho, porque el vídeo al final del artículo habla por sí solo.

Consejos para un buen uso del cajero automático

  • Lugares arriesgados o de noche: Intenta no utilizar cajeros de lugares alejados de las poblaciones o en zonas que sepas que se han cometido delitos en las inmediaciones. Si necesitas ir a un cajero, no lo hagas de noche, no te expongas. Mejor ve a uno dentro de una plaza comercial o en un lugar bien iluminado, para que puedas estar consciente de lo que sucede a tu alrededor.
  • TarjetasCódigos secretos: Procura mantener en secreto tu clave secreta, no se la proporciones a otras personas y en especial, no dejes que alguien más lo vea cuando estás en el cajero, pues esto podría provocar que intenten asaltarte o clonen tu cuenta. Cambia periódicamente los códigos personales de identificación (PIN) y utiliza códigos secretos difíciles de adivinar. La fecha de nacimiento es demasiado recurrida. Memoriza estas claves secreta y evita llevarlas escritas.
  • Observa: Al entrar a un cajero, fíjate quiénes están a tu alrededor. No entres si hay personas con apariencia sospechosa, como por ejemplo, bajo la influencia de alcohol, trata de acudir siempre acompañado y que tu conocido se quede afuera, a ser posible. Respeta tu turno para el uso del cajero automático, esperando a una distancia prudente de quien lo está utilizando en ese momento. Evita hacer operaciones en el cajero con personas desconocidas muy cerca tuyo. No permitas que una persona ajena a ti quiera ayudarte en caso de que el cajero presente alguna deficiencia, por lo general son delincuentes. Las únicas personas que pueden ayudarte son los trabajadores del mismo banco.
  • Saca lo necesario: Si solo necesitas una cantidad específica, no retires más. En caso de asalto no te robarán todo.
  • Pantalla extraña: No son defectos del sistema, pero hay ocasiones en las cuales, la pantalla se nota rara, o desigual al resto de la máquina; también es posible que encuentres objetos sobrepuestos. Si es así, no utilices ese cajero.
  • Defectos del cajero: Si el cajero retiene tu tarjeta, no te entrega el dinero o la operación queda incompleta, no golpees la máquina ni intentes extraer la tarjeta. Llama a los números de soporte del banco o espera a llegar a casa y reportar la situación.
  • Acabando: Cuenta tu dinero discretamente y asegúrate de retirar la tarjeta (los olvidos son más comunes de lo que se crees)después de realizada la operación en el cajero automático y espera a que la pantalla vuelva al inicio. Retira y guarda los comprobantes obtenidos, así evitarás que terceros los usen con malas intenciones.

En todo caso, aquí os dejo con un vídeo que encontré y que descubre el pastel de las estafas de los cajeros automáticos…

Salu2

 

Sobre el autor de este post:

Juan Marín Pozo

Juan Marín Pozo es pionero en España  en la utilización de la "Psicoterapia Financiera". Es socio fundador del blog www.juanmarinpozo.com y de la web de contenidos www.psicoterapiafinanciera.com, donde comparte técnicas, ideas y recursos en finanzas personales y economía doméstica. Es también autor del libro "Finanzas para un tonto" y ha impartido múltiples conferencias sobre finanzas personales. Si quieres aprender a ahorrar, a invertir, a conocer nuevas fuentes de ingreso; en definitiva, si estás en el camino de ser financieramente libre...¡¡este es tu blog!!

Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

0 Comments