Adáptate al cambio

Los comentarios de Esteba Maturin y de Martín Plaza (gracias) a mi anterior post me ha llevado a escribir este.
¡¡¡O nos adaptamos al cambio o quedaremos obsoletos!!! (Y no me refiero solo al dinero)
En los últimos 100 años ha cambiado desde los sistemas de transporte hasta la expectativa de vida, y esto último es una de las causas de que mañana no cobremos una pensión digna (la que esperamos que nos paguen, no la que podemos generar nosotros, claro)

Hola a tod@s.
Hoy, siguiendo el “aviso” que di hace poco, donde dije que hablaría de otros temas que, creedme, sin parecer que estén directamente relacionados con la cultura financiera, tienen mucho que ver.
Alguien dijo alguna vez que “para tener dinero, primero debes estar por encima del dinero”. Al principio no lo entendí, hasta que un rayo de luz me lo dejó claro.
En mi trabajo de “Psicoterapeuta Financiero” me centro más en que las personas hagan un cambio y decidan ahorrar, que en que comprendan hasta la última coma del producto financiero que finalmente he adaptado a sus necesidades.

Emilio Montaraz, presidente de Bárymont & Asociados, la empresa con la que colaboro en su expansión dijo en una ocasión: “de ahora en adelante la única constante será el cambio” . No podría estar más de acuerdo.
El trabajo para toda la vida se ha acabado, tendremos que prepararnos a estar de alquiler, a desplazarnos para encontrar trabajo, a ahorrar para procurarnos nuestra propia pensión, y cientos de cosas más de manera que si nuestros tatarabuelos levantasen hoy la cabeza, creerían que han viajado miles de años al futuro.

Os recomiendo leer con detenimiento este artículo: http://www.expansion.com/2012/08/17/empleo/desarrollo-de-carrera/1345220921.html
Me parece que desarrolla muy bien esto a lo que me refiero.

Los cambios se suceden tan rápidamente que tu smartphone, que el mes pasado era un último modelo, hoy encuentra a faltar nuevas funciones. ¿Belgrado todavía es la capital de Yugoslavia? ¿Cuanto mide el muro de Berlín?

El cambio, en lo que pueda parecer lo más “intocable”, llegará tarde o temprano, no lo dudes. Tu capacidad de predecir el cambio y de adaptarte lo más rápidamente a él será lo que determine que tengas éxito en ese nuevo entorno.
Recomiendo leer el libro “Quién se ha llevado mi queso”, del cual os dejo aquí la historia resumida:

Salu2

Juan Marín Pozo

Juan Marin Pozo: Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

7 Comments

  • Esteban Maturin

    22 Agosto, 2012

    No puedo estar más de acuerdo. Gracias por la mención
    Un saludo

  • Martin Plaza

    22 Agosto, 2012

    Juan :
    Como siempre nos muestras camino que debemos seguir, debemos realizar un constante cambio en nuestras vida tomar nuestra decisiones, afortunadamente ya tenemos a nuestro alcance los mecanismos y productos que nos puedn permitir realizar eses cambio , a gracias a Barymont & Asociados.
    Pero todavía hay muchisima gente que no puede y lo que es más perocupante no quiere abrir los ojos a la este nueva realidad, ahí esta nuestro gran desafio hacer que las personas se den cuentan que son ellas y solo ellas las que tienen que tomar las decisiones de sus futuro, y no esperar que un poder “superior” las tome por ellos.
    Un saludo.
    P.D.
    Gracias por mencionarte al principio de este post siempre es un honor y un orgullo ser mencionado por ti. Gracias Juan

  • David

    22 Agosto, 2012

    Juan,
    Totalmente de acuerdo. Yo me consideraba bastante tradicional en muchos aspectos, como por ejemplo el hecho de “tener” vivienda propia (entre comillas porque durante 30 años la vivienda es del banco en la mayoría de los casos), sin embargo desde hace un tiempo que defiendo a capa y espada el alquiler. Es un pequeño ejemplo de los cambios y nuevas situaciones a los que creo tendremos que hacer frente (movilidad geográfica, cambio de trabajo,etc) y mas vale que nos vayamos metalizando, porque como bien dices, el cambio de mentalidad es lo que mas cuesta…
    Saludos.