Apalancado no es tumbado

El apalancamiento es una forma de invertir por encima de nuestras posibilidades, por decirlo de una forma “entendible”. El problema es que muchas personas se han apalancado para tener una vivienda  que no iba acorde con su sueldo y, en muchos casos, la “inversión” no les ha salido como pensaban.
Así se ha empezado a plantear la “dación en pago”, recurso que ya existía hace muchos años pero que no estaba en boca de todos como en estos tiempos que corren.

Hola a tod@s.
Para las personas que están muy por encima del nivel de “tonto” que yo tengo, antes que nada les quiero dejar aquí información algo más “técnica” del apalancamiento, una posibilidad que nos puede permitir ganar fortunas o arruinarnos de por vida.

http://www.elblogsalmon.com/conceptos-de-economia/que-es-el-apalancamiento-financiero
http://antonioarzola.net/palancas-financieras-el-arte-de-hacer-mas-con-menos/

Ahora que sabemos lo que es apalancarse financieramente y que hoy todo el mundo sabe lo que es la dación en pago, siento si esto genera polémica, pero personalmente estoy en contra de esta forma de “saldar” las deudas en muchísimos casos.
Si bien se habla de la cantidad de desahucios (sobre lo cual estoy totalmente en contra y creo que al gobierno le han faltado cojones para atajar esa barbaridad) también habría que tener en cuenta el número de personas que han devuelto las llaves del piso al banco.

Aquí algo más de información sobre esto:
http://www.expansion.com/2013/04/11/empresas/banca/1365671278.html

Aunque no se puede generalizar, a grandes rasgos y teniendo en cuenta que habría que analizar cada caso en concreto, yo concedería la dación en pago (y hay otros medios menos traumáticos que perder la casa) a las personas que se metieron en un crédito a “su alcance” y que después han dejado de ingresar dinero por la pérdida del empleo o el cierre de su negocio.

Por el contrario, no concedería esa opción a la persona que se metió en un préstamo de 250.000€ a pagar en 40 años con la idea de “si no puedo pagar, vendo el piso y encima gano dinero”.

Si la persona trató su vivienda como una inversión, lo siento, le ha salido mal y no tiene derecho a la dación en pago.

Twittea esta polémica frase pinchando aquí.

Os aseguro que, dejando claro que esta frase es mi opinión y que muchísima gente no estará de acuerdo conmigo, os dejo los argumentos en los que me baso para decir esto:

  1. La gente no tiene porque ser economista o entender la letra pequeña de la hipoteca, pero si lo único que preguntaba era cuánto tendría que pagar al mes y durante cuanto tiempo, deberían haber pensado que había alguna posibilidad de que ese empleo (y las horas extras) o negocio suyo no le durase 40 años.
  2. Que si su sueldo (sin horas extras) iría destinado íntegramente a pagar la hipoteca debería pensar si su matrimonio duraría tanto tiempo como el contrato con el banco, que ya se ve que lo de la “hipoteca larga y relación corta” está al orden del día.

En una entrevista en televisión me pidieron un consejo para el mileurista hipotecado a 40 años con 1000€ al mes de cuota. Mi respuesta fue clara.

Si tienes una hipoteca a 40 años, mejor cuida a tu pareja, porque te hará falta su sueldo para poder seguir teniendo casa. Si quieres colgar la frase en tu Twitter, hazlo desde aquí.

Abogo por un endeudamiento responsable, como escribí en este post pasado. No es normal que a día de hoy España siga siendo el país con más vehículos marca Audi del mundo, por número de habitantes. Pincha en la imagen para saber más.

De todos modos, (y vuelvo a decir que es mi opinión) la dación en pago es un discriminación positiva al que sigue pagando su hipoteca, lo cual es responsabilidad del que firmo el contrato.

Para los que sí (según mi criterio) “beneficiarse” de la dación en pago, que tengan en cuenta lo siguiente:

“La DACION EN PAGO está sujeta al ITP (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales) que normalmente paga el comprador, pero también está sujeta a otros impuestos:Sucesiones y Donaciones  (la condonación expresa por un banco de parte de la deuda que mantenía con él un particular constituye un negocio jurídico gratuito e intervivos y, como tal, está sujeta) y al IRPF, donde el vendedor (que no es que venda pero sí se queda sin la vivienda) tendrá que declarar la ganancia patrimonial que se obtiene por la DACION EN PAGO, y además, deberá pagar también la plusvalía municipal.”
*Extraído del blog de Ramón Cerdá

Así que, con todo esto, y si no tienes claro como funciona esto de utilizar dinero que no tienes para las inversiones, espero que el próximo día que te apalanques sea en el sofá, para ver una buena película, y no lo hagas para algo que puede descontrolar tu economía.

Salu2
Juan Marín Pozo
Juan Marin Pozo: Comparte este artículo
About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

0 Comments