Cómo acabar con las deudas

En la oración por excelencia de la religión cristiana alguien se tomó un párrafo demasiado al pie de la letra:
“Perdona nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores”.

Hola a tod@s.
No es que esté en contra de algo en lo que creen millones de personas en todo el mundo, pero me parece que cuando tienes deudas has de asumir responsabilidades y devolverlas, sin esperar un “gesto” de quien te prestó dinero.

Por darle un poco de humor a la situación actual (la mitad del mundo se ríe de la otra mitad), esta es la oración de los endeudados que he encontrado buscando por ahí:

"Banco nuestro, que me colocaste un suelo, santificados sean tus fondos, venga a nosotros tu crédito, hágase tu voluntad, así en el coche como en la hipoteca.
El dinero nuestro que te quedaste, dánoslo hoy, y perdona nuestras deudas, así como nosotros te recapitalizamos, y no nos dejes caer en la dación, más líbranos del desahucio."
Botín
.
Claro, el banco de Cristiano

Claro, el banco de Cristiano

Siento desatar la polémica con esta oración y asumo que las personas no tuvieron claras sus prioridades, pero no conozco a nadie que se haya hipotecado para comprar comida.

Hoy, que están tan de moda términos como la dación en pago debemos recordar que el negocio del banco no es quedarse con la vivienda hipotecada. El negocio del banco es prestar dinero y ganar con el retorno del mismo más los intereses pactados. Así que una deuda es un “pacto entre caballeros”.

Como ya la he utilizado otras veces, os vuelvo a dejar aquí la llamada “Pirámide de Maslow”, donde se reflejan las necesidades, según la prioridad que lógicamente deberían tener:
Piramide de MaslowMuchas personas vieron en el boom inmobiliario la oportunidad de tener una casa mejor y un coche un poco más caro, sin pensar en si se lo podían permitir o no. Se fueron a la cuarta planta del gráfico de Maslow pensando que algo material les daría reconocimiento.

Sin embargo, ninguno pensó en tener un buen seguro de vida, mientras que sí aseguraban a todo riesgo su coche nuevo, o su Smartphone último modelo (12 euros al mes contra robo, roturas, etc)

El caso es que ahora hay muchísima gente que está endeudada hasta las cejas y tiene problemas para llegar a final de mes o incluso pagar suministros esenciales para llevar una vida digna.

 Bueno, no nos flagelemos.

Twittea la frase

Ahora que ya sabemos lo que hemos hecho mal, debemos intentar salir de nuestras deudas, y hay maneras de hacerlo, si estamos dispuestos a cambiar nuestra manera de tratar el dinero y de ser persistentes con los nuevos hábitos.

Os dejo con un vídeo con buenas ideas para acabar con las deudas y más abajo os digo mi parecer al respecto.

¿Os han gustado los consejos? Mi preferido es el tercero porque si lo juntamos con el “efecto avalancha” es una forma brutal de acabar con las deudas.

El “efecto avalancha” se refiere a liquidar primero la deuda que tiene una cuota más pequeña (además suele coincidir con el tipo de interés más alto) y, una vez liquidada, utilizar la cantidad que antes pagábamos por esta primera deuda, para liquidar más rápido la segunda, todavía más rápida la tercera…

Realmente crea un efecto avalancha pues cada vez es más rápido liquidar una deuda.

De todos modos, no olvidemos que:

Icono Twitter naranja "Hay deuda buena y deuda mala"

Pero eso será para otro post.

Salu2

Sobre el autor de este post:

Juan Marín PozoJuan Marín Pozo es pionero en España  en la utilización de la "Psicoterapia Financiera". Es socio fundador del blog www.juanmarinpozo.com, donde comparte técnicas, ideas y recursos en finanzas personales y economía doméstica.
Es autor del juego "MoneyLand", con el que aprenderás a ahorrar y acumular dinero (www.moneylandeljuego.com), autor del libro "Finanzas para un tonto" y ha impartido múltiples conferencias a nivel internacional sobre finanzas personales y emprendimiento.

Si quieres aprender a ahorrar, a invertir, a conocer nuevas fuentes de ingreso; en definitiva, si buscas el camino para ser financieramente libre...¡¡este es tu blog!!

Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

3 Comments

  • Xevi Perez

    15 mayo, 2013

    Me ha gustado mucho esta reflexión de como liquidar deudas.

    está muy bien explicado, felicidades !!!!

    saludos