¡¡¡ Yo soy cliente preferente !!!

Hace unos días un compañero de trabajo me pidió si podía publicar un post sobre las famosas “participaciones preferentes”.
No entiendo de todo -le dije- pero me documentaré y algo sacaremos. Es una de mis pocas virtudes, que cuando no entiendo sobre un producto financiero me documento (con información de medios especializados, no con opiniones de foros) para entender al final de qué producto hablamos.

Hola a tod@s, pero en especial a ti…porque para ti escribí hoy este post.
En este caso no ha faltado información en la red, dada la MALA REPERCUSIÓN que han tenido estos productos COLOCADOS A DIESTRO Y SINIESTRO entre sus clientes. Claro, que es fácil hacerlo cuando el producto en cuestión tiene incluido en su nombre la palabra “preferente”.

A mí me gustaría ser un cliente preferente, opinamos todos; pero siempre digo que ser un cliente tan preferente que el banco me tendiese la alfombra roja al entrar no sería más que una señal de que están ganando mucho dinero CON MI DINERO. El banco es un lugar donde debemos tener el dinero justo para ir pagando las letras mensuales y dejar algo más para posibles imprevistos. El resto, invertido correctamente, para conseguir ganar el dinero que ellos ganan, del nuestro.

¿El caso de las preferentes? Hay que añadirles que (a menos que se especifique lo contrario) son además perpetuas.
Explico (extraído de Rankia):
En primer lugar, no son lo mismo que un depósito; aquí no hay cobertura del FGD, ni liquidez (o sea, que no se pueden convertir en dinero cuando queramos). Las participaciones preferentes perpetuas son híbridos entre acciones y renta fija, sus características son:

La verdad sobre las preferentes

  • Las participaciones preferentes no están cubiertas por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), por lo que en caso de quiebra del banco (algo ya no tan improbable), perderíamos nuestra inversión.
  • Las participaciones preferentes pueden no pagar intereses (cupón) en un año, si ese año la empresa no ha tenido beneficios ni ha pagado dividendos.
  • Las participaciones preferentes se pueden vender, sí... pero al precio que diga su cotización

Entonces, lo del % que nos prometían sin riesgo es mentira. Y lo de que te buscan a otro que las compre… son medias verdades, que es la peor de las mentiras: si quieres vender las preferentes que el banco te ha colocado, el banco tratará de colocar tus participaciones preferentes a otro cliente al mismo precio, pero sin garantías. Si las preferentes van bien, probablemente no habrá problemas; pero si van mal, que es cuando querrás salirte (por ejemplo porque hayan pérdidas y hayan suspendido el pago del cupón), todos querrán salirse y nadie querrá comprarlas, y te comerás las preferentes con patatas (y sin salsa)

Os paso estos artículos que hablan sobre la problemática que se ha generado por la colocación indiscriminada de preferentes entre los clientes (a destajo, aunque no fueran clientes preferentes) pero antes quiero dar mi opinión al respecto. Entiendo el objetivo comercial de los bancos y cajas, y que quieran recapitalizarse, pero lo que no entiendo es como pueden comerse los escrúpulos y vender estas cosas a gente mayor con 80 años, diciéndoles que funciona como un depósito. Muchos directores deberían haber dimitido de sus puestos, por principios, porque como en alguna vez he comentado…

Hay tantos artículos al respecto, que estos son de esta misma semana.

Y para acabar, os dejo un video de una manifestación de hace unos días frente a la central de una de las grandes cajas. Sí, esa que en su publicidad se atreve a decirle al cliente “tú eres la estrella”, y luego los estrella.

Salu2

Sobre el autor de este post:

Juan Marín PozoJuan Marín Pozo es pionero en España  en la utilización de la "Psicoterapia Financiera". Es socio fundador del blog www.juanmarinpozo.com, donde comparte técnicas, ideas y recursos en finanzas personales y economía doméstica.
Es autor del juego "MoneyLand", con el que aprenderás a ahorrar y acumular dinero (www.moneylandeljuego.com), autor del libro "Finanzas para un tonto" y ha impartido múltiples conferencias a nivel internacional sobre finanzas personales y emprendimiento.

Si quieres aprender a ahorrar, a invertir, a conocer nuevas fuentes de ingreso; en definitiva, si buscas el camino para ser financieramente libre...¡¡este es tu blog!!

Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

3 Comments

  • mplazita

    2 febrero, 2012

    Gracias por tu artículo Juan es realmente bueno ya que resumen de un forma clara todos los problemas que tienen las obligaciones preferentes, y como los bancos han estado y están comercializando estos “productos”.
    Lo más grave es que están “despachando” estos “productos” a todo tipo de personas sin ni siquiera hacer un perfil de inversor, para conocer cual es el nivel de riesgo que el cliente puede aceptar.
    Yo me pregunto como una persona de 76 años puede tener estas obligaciones preferentes (caso real) , cuando debe tener el dinero lo más liquido posible , es que acaso el director de su sucursal se ha preocupado de los intereses de esa persona NO NO, solo se ha preocupado de COLOCAR esas obligaciones y seguro que en el banco lo han FELICITADO.
    Y todavía creemos que los bancos se preocupan por nuestro dinero , no seamos ingenuos ellos solo piensan en “DESPACHAR” sus “productos” y luego que los clientes se las arreglen como puedan.
    Un saludo

  • jcabrillana

    2 febrero, 2012

    Hola Juan, en primer lugar, grácias por el post, es muy aclaratorio, el problema sigue estando no ya en la falta de información, porque últimamente los medios se están regalando con todos esos artículos, es un avanze teniendo en cuenta que hace solo cuatro años solo salian en medios especializados y no en todos. Pero ojalá entre todos hagamos el esfuerzo de no ir directos a la sección de deportes de los periódicos y a las últimas lindezes del gobernante de turno y prestar más atención a estos artículos, lo digo porque esta semana he conocido a una mujer que ha comprado prefentes hace 8 dias… ¿es que solo lee prensa rosa?, ¿no ve las noticias?, solo los “monólogos de la Esteban”?. Tras cuatro años de crisis parece que no se está aprendiendo casi nada y eso me hace sentir a veces como impotente de ver que miramos pero no vemos, oimos pero no escuchamos… ¡¡¡ cuanto nos queda por hacer!!!, de nuevo grácias y sigue así.

  • renta variable

    11 febrero, 2012

    es muy buena explicación! he leído explicaciones de catedráticos en economía y sucede que no son tan claros al contarlo. Enhorabuena.