Padre Rico, Padre Pobre

Leí por primera vez el libro “Padre Rico, Padre Pobre” el verano del 2005, en las catorce horas de vuelo entre Amsterdam y Singapur. Hasta ese momento era un verdadero ignorante financieramente hablando, pero la lectura de este libro me abrió la puerta a un mundo de posibilidades.

Hola a tod@s.
Este es el libro que en mi caso hace honor a la frase “Cuando el alumno está preparado, el maestro aparece”. Había leído otros libros de este estilo pero no me habían “calado” como lo hizo “Padre Rico, Padre Pobre” de Robert Kiyosaki. La historia de dos niños de 9 años que aprenden como funciona el dinero me encantó, y surtió su efecto.

A la vuelta de Singapur tenía mi mente abierta para la creación de activos, y fue al cabo de un año cuando me pasó por delante la empresa Citisoluciones (de Citigroup), la que a la postre sería Barymont y Asociados, con la que desde entonces colaboro en su expansión.

Reseña de Padre Rico, Padre Pobre

Esta es la portada del libro que abre la “colección” de Kiyosaki, que poco a poco os iré descubriendo en esta sección “Libros que ayudan”, y el primer párrafo del libro, que ya da idea de que va a ser un libro de finanzas un tanto “diferente”:

“Tuve dos padres, uno rico y uno pobre. Uno, era muy inteligente y altamente instruido; había obtenido un doctorado y completado cuatro años de trabajo de postgrado en un período inferior a dos años. 
Luego, asistió a las Universidades de Stanford, Chicago y Northwestern, para realizar sus estudios avanzados totalmente becado.

Mi otro padre, nunca completó el octavo grado. Ambos hombres fueron exitosos en sus carreras, y trabajaron arduamente durante toda su vida. Los dos ganaron ingresos substanciales; pero uno de ellos luchó financieramente de por vida. El otro, se convertiría en uno de los hombres más ricos de Hawai. Uno falleció dejando decenas de millones de dólares a su familia, iglesia, e instituciones de caridad. El otro dejó cuentas por pagar. Ambos hombres eran fuertes, carismáticos e influyentes. Y ambos me ofrecieron sus consejos, pero no me aconsejaron las mismas cosas. Los dos creían firmemente en la educación, pero no me recomendaron el mismo camino de estudios.”

Añado que siento no creer (como muchos) que Robert Kiyosaki es el "Dios" de las finanzas personales, pero me parece genial lo que dijo: "Un activo es lo que pone dinero en tu bolsillo. Un pasivo es lo que quita dinero de tu bolsillo."

El ejemplar que he encontrado es una edición diferente al que yo he comprado varias veces, pues si “Quién se ha llevado mi queso” es el libro que más veces he regalado, “Padre Rico, Padre Pobre” es el que más veces he perdido (los libros son unos orgullosos y si los dejas no vuelven)

Espero que os ayude a ver las finanzas de forma diferente, como me ocurrió a mí.

Salu2

Juan Marin Pozo

Juan Marin Pozo: Comparte este artículo

About The Author

juanmarinpozo

Nacido en Girona el año 1970, emprendedor y buen comunicador. Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrió el mundo de las finanzas personales y comenzó una andadura de aprendizaje hablando con economistas, banqueros y escritores. Hoy, se considera a sí mismo un “Psicoterapeuta Financiero”, ya que evalúa las necesidades de las personas y después trabaja para generar un cambio en ellas. Su libro “Finanzas para un tonto”, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero. Ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

1 Comment